Baile embriagador


Categoria: (mini)Fanfic Hetero

Peronajes: Libre

No se mencionan los nombres de los personajes de este fanfic, por lo que los dejo a eleccion del lector ^^

 

Despierto entre sus brazos, una vez más.

Me gusta estar entre sus brazos. Me siento protegida, segura, querida. Porque él me quiere, me lo dice constantemente, y yo le creo, porque mi oppa no sabe mentir.

Me remuevo entre sus brazos, buscando una posición más cómoda. Al moverme y sentir su cuerpo desnudo contra el mío recuerdo lo de anoche, la pasión con que me tomó  entre sus brazos, el placer que me habían proporcionado sus caricias, sus movimientos, la lujuria que había en su mirada mientras nuestros cuerpos chocaban en ese baile embriagador.

Abro los ojos lentamente, y giro mi rostro para poder ver el suyo a través de mis pestañas entreabiertas.

Él duerme plácidamente, los labios enrojecidos entreabiertos, el cejo relajado, la respiración acompasada. Se ve tan hermoso, tan calmado, tan joven.

Me quedo observándole unos minutos, mientras gravo en mi memoria cada centímetro de su piel, cada curva de su cuerpo. Voy recordando la noche anterior, sus caricias, sus movimientos, la forma en que me ha tocado, las cosas que me ha dicho, como si yo fuese una delicada flor que pudiese romperse en cualquier momento, con infinita ternura. Y su miraba destilaba tanto amor… Aun siento mi corazón derritiéndose cuando recuerdo esa mirada, que hizo que le sintiese dentro mío de una forma mucho más profunda que la que alcanzamos ayer.

Miro sus parpados y recuerdo las cosquillas que sus pestañas hacían en mi piel cuando besaba mi vientre. Miro su cuello y recuerdo la forma apasionada en que yo le había mordido hasta dejarle marcado como mío. Miro su nariz y recuerdo su tacto en mi cuello cuando me abrazaba aspirando el aroma de mi cabello. Y eso era solo su rostro.

Aparté las sabanas para poder apreciar su cuerpo desnudo al completo. Es la segunda vez que le veo desnudo, pero la primera vez no había estado muy cuerda, así que puede contarse como primera.

Sus músculos, poco desarrollados, se aprecian a través de su piel morena, dándole un aspecto juvenil y sexy. Muy sexy.

Vuelvo a sentir la excitación de la noche anterior. Esos recuerdos tan vividos al ver de nuevo su cuerpo desnudo no me están sentando bien.

– Oppa… – Comienzo a llamarle – oppa…

Le sacudo un poco, pero no reacciona. Es egoísta por mi parte, pero quiero sentir de nuevo sus caricias, quiero que me toque igual que anoche, que me tome de nuevo.

– Oppa, despierta… – sigo insistiendo. – ¡Oppa!

Y de repente una idea cruza por mi mente. Una loca idea propia de la pervertida que soy.

Me agacho entre sus piernas y acerco mis labios a su miembro lacio.

No necesita muchos estímulos para levantarse completamente. Lo lamo sensualmente, como tantas veces había imaginado, acariciándolo mientras mi otra mano sube por su pecho.

– Ah… – le oigo gemir. ¿Habrá despertado? De repente siento vergüenza. – Ah… – sigue gimiendo.  – ¿Que estás…?

¿Que que estoy haciendo? No tengo ni idea. ¡Oh Dios mío! ¿Que estoy haciendo???

Rápida como el Rayo, sonrojada y sintiendo mas vergüenza de la que he sentido en mi vida me levanto y huyo de la habitación, encerrándome en el baño contiguo.

Puedo oír su sorpresa por lo ocurrido, no se recupera del shock, pero se levanta al fin para salir a buscarme.

¿Pero qué demonios me pasa? ¿Ayer lo hicimos por primera vez y no se me ocurre mejor forma de despertarle que una mamada? Y encima luego
salgo corriendo, ¡que idiota por Dios! ¡Babo, babo, babo, babo, BABO!!!

Oigo como se abre la puerta del baño y en un acto reflejo me hago un ovillo en el suelo para esconderme. Dios, que vergüenza, que tonta soy.

Siento como me abraza por la espalda, arrodillándose detrás mío y envolviéndome entre sus cálidos brazos.

– Chaguia… – murmura- que te pasa chaguia…

– Ah… Bueno…

Siento sus labios en mi cuello, suaves besos resiguiendo las marcas dejadas ayer.

– No te avergüences chaguia… Me ha gustado…

Me sonrojo aun más, pero también sonrío. Es tan adorable, tan tierno… Le amo demasiado.

Me giro y le miro a los ojos, apreciando de nuevo ese amor infinito en su mirada.

– ¿No vas a terminar lo que has empezado? – me sonríe ahora burlón. – me has dejado con un problema, deberías ponerle solución.

Yo sonrío aun más, divertida y alentada por su pequeña broma, algo avergonzada por el significado de esta. Y nos fundimos en un largo beso, un beso que va acompañado de caricias, caricias cuya lascivia se acentúa con nuestra desnudez.

Y así empieza de nuevo este baile de abrazos y roces, este baile de besos y caricias, este baile embriagador.

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el julio 22, 2012 en Others. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: