Fiesta de Disfraces (IV)


Cuarto capítulo (final)

POV: Minho

Se me detiene el corazón. ¿He oído bien? ¡Esta correspondiendo a mi declaración!

– Tú… ¿Me quieres?

Esas palabras parecen perturbarle, se gira nervioso y se sonroja aun más.

– Ah… Bueno, yo… No se… Solo… ¡Aish! ¡No me preguntes esas cosas!

Me giro y le agarro por las muñecas, obligándole a mirarme a la cara.

– Necesito saberlo. ¿Me quieres?

– ¡Es que no lo sé! – ¿esto es un sí o un no? – es complicado, eres muy importante para mi, y si fueses una chica seguramente te pediría para salir, pero eres un chico, eres mi hyung, y yo… Esto es confuso.

Me relajo un poco. Entiendo lo que siente porque yo pasé por lo mismo. Es una situación difícil admitir que estas enamorado de alguien del mismo sexo que tu. Cuesta de aceptar, por lo que significa en lo que tú eres, y por el temor de que la sociedad te rechace.

Pero con el tiempo te das cuenta de que eso no es importante, de que no hay ningún problema en eso, de que los únicos límites son los que tú mismo te impones. Yo llegué a esa conclusión, y estoy seguro de que Taemin va a aceptarlo también. Y eso me relaja, porque ahora comprendo sus sentimientos, y sé que, si bien no es tanto como lo que yo siento, en el fondo es lo mismo.

Le paso un brazo por la espalda y le atraigo hacia mi, abrazándolo.

– Se lo que estas pasando. No te preocupes, no voy a presionarte, esperaré a que aclares tus ideas y seguiré cuidándote como tu hyung hasta entonces, ayudándote en todo lo que me necesites. Y cuando estés seguro de lo que sientes y quieras algo más de mi solo dame alguna señal. Estaré esperándolo.

Se separa levemente para mirarme a los ojos.

– Minho… ¿Puedo pedirte algo?

– Claro. – le respondo sonriente- Lo que tú quieras.

– Bésame.

Espera, creo que mis conexiones neuronales no funcionan. ¿Me ha pedido que le bese?

– Em… Que… Como… ¿Cómo?

– Por favor…

Me mira completamente sonrojado, con los ojos ligeramente húmedos. Los labios entreabiertos y una mirada de súplica. ¿Es en serio?

No tengo fuerzas para negarme viéndole así, está por encima de mis capacidades…

Le agarro la cabeza entre mis manos, y, muy suavemente, rozo sus labios con los míos. Muy leve, muy dulce.

Al separarme tiene los ojos cerrados, los labios abiertos pidiendo más.

Me mira, y de repente agarra el cuello de mi playera tirándome hacia adelante, quedando yo a pocos milímetros de sus labios. Otra vez.

– Mas.

Adiós a mi autocontrol, no pedo resistirme a algo así.

Nuestros labios se juntan, rozándose con pasión. No tardo mucho a introducir mi lengua en su cavidad, para encontrarme con la lengua del menor e iniciar una frenética lucha por el control. Nos separamos, jadeantes.

Este beso no se puede comparar con ninguno de los anteriores. El simple hecho de saber que le estoy besando a él, porque le quiero, porque él me corresponde, porque nos amamos, es demasiado intenso y demasiado especial como para definirlo con palabras.

– Minho-shi – me llama en susurros. No me pasa por alto que me ha llamado por mi nombre. – creo que no quiero esperar, ya no tengo dudas, te quiero.

Una gran sonrisa de felicidad se dibuja en mi rostro. No le respondo, simplemente vuelvo a unir mis labios con los suyos, quiero más de él, creo que nunca voy a cansarme del tacto de su piel, del olor de su cabello, del color de sus ojos, del sonido de sus gemidos, del sabor de sus labios. Le amo, con los cinco sentidos y con todo mi ser.

POV: Taemin

Su lengua se mueve junto a la mía, sus manos se pasean libremente por todo mi cuerpo. Vuelvo a estar sin ropa, debajo de él, sobre la cama.

Las sensaciones son tan intensas que me hacen prácticamente imposible reaccionar. Apenas logro quedarme quieto y contener los gemidos que pugnan por escaparse de entre mis labios sellados con los suyos.

No quiero que se detenga. Aunque estamos llegando a un punto de intimidad que yo no habría imaginado, lo único que pienso es que quiero más, que no quiero que sus manos dejen de tocarme, que no quiero que sus labios se separen de los míos más que para seguir besando el resto de mi cuerpo.

Las caricias de sus manos, de sus labios, de todo su cuerpo semidesnudo se sienten ardientes sobre mi piel. Siento placer en sitios insospechados, mi cuerpo reacciona de formas desconocidas para mí.

No quiero que esto termine nunca. Pero mi cuerpo no parece pensar lo mismo.

Minho me mira, imagino que sorprendido porque yo haya terminado tan rápido. Enseguida vuelve a dibujarse en la cara esa sonrisa que no ha conseguido borrar des de que ha empezado todo esto. Se lleva a los labios la mano cubierta de ese líquido blanco y espeso que ha salido de mi interior. Esa imagen se me queda grabada en las retinas, es demasiado sensual, demasiado lujuriosa, y me excita sobremanera…

– Mmm… Sabes bien… Siento como las mejillas me arden, e intento cubrirme La cara con la almohada al ver que él agacha la cabeza para lamer el resto de el fluido que ha quedado esparcido sobre mi vientre desnudo.

Su lengua no se detiene en mi vientre, sigue bajando hasta mi miembro, que ya empieza a hincharse de nuevo. Mis gemidos, más bien auténticos gritos de placer se escuchan por toda la habitación.

Esto se siente tan bien… Siento que voy a explotar de nuevo… Pero me resisto a eso, no puede ser que esto solo lo esté disfrutando yo.

No sin esfuerzo y haciendo uso de una descomunal fuerza de voluntad que no sabía que tenía me incorporo y le aparto de mi, empujándole para quedar ahora yo encima suyo, haciendo caso omiso de su expresión de sorpresa e intentando no pensar en que estoy completamente desnudo.

Le beso un par de veces, siempre rápido, apartándome cuando siento que él intenta tomar el control de nuevo. La agarro los brazos por las muñecas, aprisionándole con mis manos cual grilletes. Dirijo mis labios a su cuello, para después ir bajando igual que él ha hecho antes conmigo.

Mis dientes se cierran unos instantes sobre sus pezones, mis manos resiguen su cuerpo con avidez. No me detengo y sigo bajando. Su pecho, su cintura, su vientre, sus caderas… Me detengo cuando mis labios se encuentran con la tela de sus bóxer que les impide seguir bajando.

No dudo ni un instante y en segundos la molesta prenda está abandonada en un rincón de la habitación junto con el resto de nuestra ropa.

Y me detengo. Esto es demasiado… Demasiado grande, demasiado perfecto.

Lentamente acerco mis manos para rozar suavemente con la punta mi dedo esa parte de él desconocida para mí hasta ahora.

– Taemin… No es necesario que lo hagas… – él me mira, fingiendo tranquilidad, pero puedo ver como empieza a mostrar las mismas reacciones que yo, lo está disfrutando.

Por toda respuesta acerco mis labios a su base y, algo inseguro, le doy una rápida lamida. Sabe bien. Quiero más.

Lo agarro fuertemente con una mano y empiezo a moverla mientras con la acaricio con la lengua, des de la base hasta la punta, repetidas veces.

Los gemidos de Minho me indican que lo estoy haciendo bien y me excitan a mí también.

Sin darme cuenta me he ido excitando yo mismo. Ahora ya tengo todo su miembro dentro de mi boca y subo y bajo a un ritmo constante mientras oigo sus gemidos y siento como se hincha aún más.

De repente sus manos me apartan. Pensaba que le gustaba, ¿es que lo he hecho mal? Al ver su mirada salgo de dudas, creo que lo he hecho demasiado bien…

Sin palabras me tumba de nuevo en la cama y me separa las piernas colocándose entre ellas, mientras con su mano busca mi entrada.

– ¿Quieres hacerlo?

– No pares ahora… Debo admitir que estoy algo asustado, no sé si estoy preparado, no sé si lo soportaré, pero realmente no puedo detenerme ahora. Necesito sentirle dentro de mí.

– Te va a doler, ¿estás seguro?

Trago saliva, ¿Cómo voy a estar seguro de esto? Sé que va a doler, tengo miedo. Pero el deseo es más fuerte, y ahora mismo solo le deseo a él.

– Solo hazlo. Al fin siento como introduce un dedo en mi interior. Al principio duele un poco, pero se siente bien. No puedo evitar gemir de placer cuando empieza a moverse en círculos y suelto otro gemido cuando introduce un segundo dedo… Quiero sentirle mas… más profundo…

– Minho, ¡ya!

Debo estar volviéndome loco, pero siento que necesito tenerle dentro de mí…

Dolor, es lo único que siento cuando noto como se introduce dentro de mi. Es punzante, como si me cortaran por la mitad.

Las lágrimas escapan de mis ojos mientras me muerdo los labios para no gritar.

Él se agacha y me besa, recogiendo mis lágrimas con sus dedos.

– Shhh… Lo siento Minnie…

Poco a poco el dolor va desapareciendo para dejar paso a otra sensación, placer.

– Está bien… – y lo digo de verdad, ahora realmente se siente bien.

Me voy calmando hasta que el dolor desaparece por completo ¿o es el placer que lo camufla? ¿Seré masoquista?

Minho se mantiene muy quieto sobre mí, no se atreve a moverse y hacerme daño. Adoro que sea tan protector, pero está empezando a cabrearme… quiero que sea malo conmigo…

Paso ambas manos por detrás de su cuello y, besándole casi con desesperación, me muevo un poco, rítmicamente, frotándome contra él.

El capta el mensaje y empieza a moverse en mi interior. Al principio con cuidado, mas fuerte a medida que se excita mas y mas.

¡Esto es sublime! Me llena por completo, haciéndome perder los sentidos entre gemido y gemido. Nunca me cansaría de esta incomparable sensación.

Los labios de Minho se separan de los míos para dirigirse a mi cuello, una mano me sujeta por detrás de mi espalda mientras la otra masajea mi miembro al ritmo de las embestidas, haciéndome sentir cosas que jamás imaginé.

Finalmente exploto de placer, y él no tarda en liberarse también, llenándome por dentro de ese fluido blanco.

Se deja caer sobre mí, ambos estamos agotados, Jadeando en busca de oxígeno entre los labios del otro.

Siento mi piel húmeda y pegajosa, mis músculos completamente adoloridos y el peso de mi hyung sobre mí. Jamás me he sentido tan bien.

No tengo fuerzas ni deseos de levantarme de la cama y separarme de él. Ahora mismo lo único que quiero es quedarme allí tumbado, abrazándole, durante toda la noche, o toda mi vida.

Él coge las sabanas de la cama y las estira por encima de nosotros, cubriéndonos por completo y girándose para que quede yo recostado sobre su pecho.

– Te amo. – Me dice. No creo que nunca me canse de oír eso.

– Hyung, ¿puedo preguntarte algo?

Se incorpora un poco y me mira a la cara. Aun colorado por la excitación i imagino tan sonriente como yo.

– Claro Minnie, dime.

– Ahora… ¿Qué somos? El sonríe aún más.

– Somos novios. – me responde con una nota de orgullo. – Si tú quieres, claro.

– Novios… – murmuro saboreando la palabra – suena bien…

Me rio y me sonrojo de nuevo. Realmente me hace feliz pensar en Minho como mi novio.

– Mi lindo novio Taemin… – me susurra al oído. – te amo. Aunque tengo que avisarte que tendrás que compartirme. – ¿Qué? ¿Que es lo que he oído? ¿Es que Minho ya está saliendo con alguien? ¿Por qué me lo dice ahora??? – tendrás que compartirme con ese otro Taemin sexy y atrevido que estaba en esta cama conmigo hace un minuto. Me vuelve loco…

– ¡No me asustes así! – me quejo riendo. – ¿Realmente te vuelvo loco?

– Demasiado. Pero ahora es hora de que ambos Taemins se vayan a dormir.

– ¡No te vayas hyung! – le pido aferrándome a él.

– Tranquilo, no te dejaré mi amor – me responde tumbándose de nuevo y acomodándome en sus brazos. – nunca.

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el agosto 31, 2012 en Fiesta de Disfraces (2min) y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. me encanto la historia es super tiena awr… escribes super bien te felicito sigue asi …XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: