ACTION: Capítulo 12


co12

 

Categoria: Fanfic Yaoi

Personajes: Nu’est (grupo K-POP) Ren, Minhyun, Aaron, JR y Baekho

(Cada personaje narra en un color diferente.)

Capítulo duodécimo

La puerta se abre de golpe.
Guardias.
Nos han encontrado.
Todos nos levantamos de golpe, preparándonos para atacar. Pero es demasiado tarde. Son demasiados.
Gritos. Todo va muy rápido.
Un guardia coge a Minhyun. Aron se lanza para ayudarle pero tres guardias se lanzan encima de él. Le aturden con la porra mientras Minhyun grita su nombre sin parar. Pero no tiene fuerzas.
JR se acerca a los guardias con el brazo sano por delante. Un par se alejan, conocen su poder demasiado bien. Sonrío. Puede que tengamos una esperanza. Pero otro guardia saca la pistola. No pueden herirle de cerca, pero si de lejos. Le disparan. Su hombro sano sangra y el cae con un grito.
Y entonces vienen a por mí. Dos de ellos se acercan y yo lanzo una explosión con el resto de mis energías. Les ciega. Pero no les daña. Solo les enfurece. El más alto saca el cuchillo con una sonrisa sádica. Se acerca. Yo retrocedo pero topo con la pared. Estoy acorralado. El baja el cuchillo… y alguien se interpone entre yo y el arma. Baekho. Sonríe mientras la sangre se desliza por la comisura de sus labios. No. No. No. No puede ser. No.
Grito. Con todas mis fuerzas. Y siento unos fuertes brazos que me rodean.
– Shhht, esta bien Rennie, estas a salvo, solo ha sido una pesadilla….
Una pesadilla…pero…era tan real.
Le abrazo fuertemente, hundiendo mi cara en su cuello.
– Tenia tanto miedo…era tan real… pensaba que te había perdido para siempre…por mi culpa…
No puedo contener las lágrimas, siento que me falta el aire. Baekho me acaricia el pelo, suavemente.
– Ya esta, ya ha pasado…nadie va a hacernos daño… te lo prometo.

Ren nos ha despertado a todos con su grito. Está verdaderamente asustado, ni siquiera el abrazo de Baekho parece calmarle. Se aferra a él, como si fuera a desaparecer en cualquier momento.
– Los guardias – murmura – Llegan. Nos van a coger. Te mataban. A todos. Nos encontraban. Nos van a matar.
Baekho intenta calmarle, inútilmente de momento, le habla, susurrándole suave que estamos bien, que está a su lado, que no nos cogerán, que lo conseguiremos,…
Minhyun se acerca también, abrazándole, pero lo único que consiguen entre los dos es que sus gritos se transforman en llanto.

– Cántale algo Baekho – Sugiero. Él me mira, como descolocado- a mi me sirvió.
Asiente, lo piensa unos segundos y luego empiezan a sonar las notas.
Es una canción lenta y tranquila, como una nana. Minhyun se une con una segunda voz a la canción. También tiene una voz hermosa. Me hace recordar cuando mi madre me acunaba por las noches de pequeño, ese sentimiento cálido y tranquilo. Y ellos deben recordarlo también, porque suena triste.
Ren ha dejado de llorar, al fin, se ha calmado, y yo también me siento más relajado.
– Lo siento – se disculpa enjuagándose las lagrimas – me he asustado…
– Está bien Rubita – le responde Minhyun – Tranquilo.
Él asiente y levanta la vista hacia Baekho, que le sonríe tierno. Entierra la cabeza en su pecho y se deja acunar entre sus brazos, con los ojos cerrados.
– ¿Os parece si me quedo yo de guardia? – Nos sugiere Baekho.
– Yo no creo que sea capaz de dormirme… – responde Aron.
– ¿Tienes miedo? – le replica sarcástico.
– No tanto como tú.
– ¡Ya! Par de gallitos… – les interrumpo – yo tampoco creo que pueda dormirme.
Minhyun asiente mientras Ren, se aferra más a Baekho con los ojos muy abiertos.
No creo que el rubito pueda dormirse tampoco.
– Entonces… ¿seguimos con lo de anoche? – propone Minhyun.
­- Si – respondo – estábamos planeando que hacer ahora.
– Dijimos que seguíamos escondiéndonos aquí – Sigue Aron – pero no me parece que…
– Eso ya está decidido, cállate – le interrumpe Baekho.
– Me refiero a que hace frio, idiota.
Ya vuelven a empezar…
– Esta bien – les corto – la propuesta de Aron me parece razonable. Intentemos buscar otro sitio donde escondernos.
– O una mantita… – responde Minhyun – también serviría…
Sonrío ante su idea, realmente una manta calentita no estaría nada mal…
– Y comida por favor – añade Ren – tengo hambre.
Nadie tiene objeciones a eso, hace horas que a todos nos suenan las tripas. Creo que ahora mismo me parecería deliciosa esa especie de puré oscuro con cachitos de carne que nos daban.
– Si, comida, importante – declaro – y armas. Si vamos a enfrentarnos a los guardias las necesitaremos – todos asienten.
– Entonces… ¿nos vamos? – pregunta Aron impaciente.
– Yo no me siento muy capaz de ir a ningún sitio… – replica Ren con gesto agotado. Y es normal, ha abusado de su poder para escapar, está lleno de moratones y heridas, y no quiero ni imaginar de qué maneras le habrán torturado, y eso es solo el agotamiento físico…
– Yo tampoco creo que pueda hacer nada – se une Minhyun. – aun me siento más una carga que otra cosa. – fuerza una sonrisa.

Tiene toda la razón del mundo, y es que es cierto que ya no le afecta tanto el adormecimiento por las drogas pero… ¿Cuánto debe llevar sin comer? Se le ve extremadamente flaco…
– Entonces que ¿esperamos? – pregunta Baekho.
No, no es una opción. Necesitamos todo lo que hemos enumerado antes. Y medicinas, recuerdo al sentir de nuevo el dolor en mi brazo. Si Minhyun y Ren se quedan alguien deberá quedarse con ellos a protegerles, por si pasase algo. Está bien.
Imagino que tengo que ir yo, dejar que vayan esos dos solos definitivamente no es una opción…
– Aron, te quedas con ellos dos, Baekho, tu y yo nos vamos.
Baekho hace una mueca, contrariado por separarse de “su” rubito, pero asiente y se incorpora.
Yo me pongo en pie también, solo para sentir como todo da vueltas a mí alrededor y, al instante siguiente, desplomarme contra el suelo. Oh… mi cabeza…
– ¡JR! – me llaman.
Baekho se acerca, Minhyun gatea hacia mí, Aron y Ren se estiran también para ver si todo va bien.
– No es nada… – replico mientras dejo que Baekho me incorpore y me recueste contra la pared – me he mareado…
– Será por la sangre. – Sentencia Minhyun – esa herida…
Asiento. Si, es cierto, he perdido mucha sangre, también necesito descansar. Quedan dos personas entonces.
¿Los dos gallitos juntos? No, no es una opción, demasiada testosterona concentrada…

– Entonces… ¿vais vosotros dos? – pregunta Ren sin tener idea de su constante pelea.
Ambos se miran, me atrevería a decir que con asco. Pero suspiran y asienten.
Espero que no se peleen mientras están solos…

¿Aron y Baekho solos? Creo que les van a ahorrar trabajo a los guardias, porque van a matarse entre ellos… Y se supone que de ellos dependen nuestras provisiones y nuestra supervivencia. Ahora sí que estamos acabados…
Aron se me acerca y se agacha a mi lado para quedar a mi altura. Se me acelera el corazón al sentirle tan cerca.
– Siento tener que dejarte solo. ¿Estarás bien?
– ¡Claro!
Intento incorporarme para que vea que puedo moverme y no se preocupe, pero mi cuerpo me traiciona y no lo consigo.
Él me coge de la mano.
– Tranquilo, te traeré comida y medicinas y ya verás cómo te pondrás bien.
Sonrío, de nuevo me emociona su carácter tan protector conmigo.
Sube su mano hasta mi mejilla y me la acaricia, luego la sitúa detrás de mi nuca.
– ¿Me das un beso de despedida para darme ánimos?
Con la otra mano señala sus labios para indicarme exactamente dónde lo quiere.
Siento mi cara arder. Creo que me están subiendo los colores. ¿Un beso? ¿En la boca? Pero… pero… ¿aquí, delante de todos? No, no, no, no puedo. Me da vergüenza. ¿Cómo me pide eso? Sí, ayer lo besé, pero estaba oscuro y los demás dormían…
Su cara se acerca a la mía. ¡¿Qué hago?! ¡¿QUÉ HAGO?!
Cuando nuestros labios están a punto de rozarse cojo suavemente su cara con mi mano y se la giro un poco para que mis labios impacten en su mejilla, y deposito allí un tierno besito.
Antes de que pueda decir nada le acerco un poco más para que mi boca quede a la altura de su oreja, y le susurro para que sólo él pueda oírme.
– Te daré lo que me pides cuando estemos solos. De momento confórmate con esto, ¿vale?
Vuelvo a separarme de él y le veo algo confundido. Yo le sonrío y le guiño un ojo en señal de complicidad. Me devuelve la sonrisa y asiente.
– Está bien. Pero recuerda que me lo debes.
Asiento. Él se levanta y se va donde Baekho lo está esperando. El rubio ya se ha despedido de Ren y ambos se marchan.
Nos quedamos los tres solos. Miro a mis compañeros. Ren está tumbado en el suelo, parece que le duele absolutamente todo, está hecho un estropicio y la verdad, con todo lo que ha pasado no me extraña. JR hace una mueca de dolor cada vez que mueve el brazo lastimado. Se pasa una mano por la frente, está rojo y tiembla. Creo que tiene fiebre por culpa de la herida. Yo intento incorporarme un poco y esta vez lo consigo. Cada vez noto menos el efecto de las drogas. Pero me mareo y vuelvo a dejarme caer. Necesito comer algo, ya ni siquiera recuerdo cuando comí por última vez. No tengo fuerzas para nada.
Realmente damos lástima. Espero que Aron y Baekho regresen pronto. Si los guardias nos encuentran a nosotros tres solos aquí, estamos muertos.

Me despido de Ren con un beso en la frente, sintiendo que una parte de mi se queda con él. Espero a Aron, que presiona a un Minhyun demasiado sonrojado para que le dé un beso de despedida. Será pedante…
Salimos y nos escondemos en seguida por uno de los pasillos secundarios, donde no hay cámaras. Hasta ahora hemos ido rompiéndolas cuando pasábamos por los pasillos principales para que no nos grabasen, pero el rastro de las destrozas es demasiado obvio, es mejor evitarlas. También esquivamos a los guardias que nos buscan, gracias a mi percepción no es difícil, pero nos vemos obligados a dar bastantes rodeos, y la excursión termina haciéndose demasiado larga.
– Ya hemos pasado por aquí. – repite el muy pesado por enésima vez. Parece un disco rallado.
– Ya te he dicho que no – replico cansado.
– Bah, admite que te has perdido.
Estoy empezando a cabrearme.
– Yo no me pierdo.
– Cabezota.
– ¡Cabezota tu! – le replico ya enfadado – No estamos dando un rodeo, ¡es que todos los malditos pasillos son iguales!
– Lo que tú digas…
Suspiro, este tío tiene la capacidad de ponerme de los nervios con cualquier cosa.
– Mira, las cocinas. – le indico señalando a la doble puerta del fondo del pasillo. – No nos hemos perdido. – añado con un punto de soberbia en mi voz. El renacuajo se lo ha ganado.
Sopla y voltea los ojos en respuesta.
Sintiéndome algo superior abro las puertas, sabiendo que no hay nadie al otro lado.
La sala es grande, dividida en dos por una barra americana. A un lado mesas y sillas donde los guardias se sientan a charlar o a tomar café en sus ratos libres, al otro, hornos y fogones, paellas, cazuelas y demás utensilios de cocina la mayoría de los cuales no se nombrar. Cafés fríos y platos llenos sobre las mesas, vegetales a medio cortar, trozos de carne sobre una paella apagada, guiso a medio cocer dentro de un puchero enorme, incluso algún que otro cuenco volcado. Esta claro que huyeron todos corriendo en el momento en que sonó la alarma, escondiéndose en el piso superior.
Nos paseamos entre los fogones buscando algo que podamos llevarnos, y algo donde llevarlo, no puedo evitar llevarme a la boca un trozo de bocadillo que alguien abandonó sobre una mesa. Realmente tenía mucha hambre, pero eso solo consigue abrirme aun más el apetito.
Estamos de suerte y encontramos varias mochilas pertenecientes a guardias imagino, y sin perder tiempo empezamos a llenarlas de cualquier cosa que creemos que pueda servir. Pan, galletas, algunas manzanas, botellas de agua y demás.

Tal vez, si volvemos con suficiente comida, si encontramos medicinas y algún otro sitio donde descansar, un par de días para recuperarnos y un golpe de suerte. Tal vez, con todo eso, lo consigamos.

No es imposible… ¿verdad?

¿Lo conseguirán? ¿No? ¡se aceptan apuestas! ^^ (?)

SHIROKO  KUROKO  AOIKO

Este capítulo nos quedó muy corto, pero estamos contentas de haberlo podido terminar a tiempo (justas pero a tiempo…) jeje esperamos poder publicar también la semana próxima… buf…

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el noviembre 16, 2012 en ACTION y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: