ACTION: Capítulo 21


ACTION21

¡Y aquí está el 21! Si, hemos tardado una barbaridad y nos merecemos toda la bronca del mundo pero al final esta terminado! (en parte gracias al comentario de “trinidad antilao” que hizo que nos pusieramos las pilas ^^’) Y ahora si, esperamos que os guste y prometemos…prometemos que intentaremos no haceros esperar tanto, pero no podemos garantizar nada ^^’

Categoria: Fanfic Yaoi

Personajes: Nu’est (grupo K-POP) RenMinhyunAronJR Baekho

(Cada personaje narra en un color diferente.)

Capítulo vigésimo primero

Seguimos en silencio, inmóviles, contemplando la libertad en este minúsculo pedazo de cielo, incapaces de alejarnos o apartar la mirada, incapaces también de separar nuestros cuerpos abrazados o nuestras manos unidas.

No es necesario, pues ambos sabemos que nos une algo mucho más fuerte que un abrazo, pero es agradable, de hecho este es el momento más feliz que recuerdo en muchos años.

– ¿Que hay al otro lado Baekho? – me pregunta casi en un susurro, como si tuviera miedo de romper este silencio reverente, casi mágico.

– Nada – respondo en el mismo tono. – tierra hasta la altura de la ventana, más arriba nada. Tal vez un descampado, un jardín, un campo…

– ¿Un campo de hierba? – pregunta esperanzado – ¿podría ser?

Sonrío.

– Podría.

– Hierba fresca, recién cortada…

– Tumbarse encima, con las hojas pinchándote…

– Y el olor… El olor a tierra mojada… A césped recién cortado… ¿recuerdas el olor del césped?

– Apenas… Recuerdo el tacto… El frescor…

– Volveremos a sentirlo…

– Si… Pronto…

Volvemos a quedarnos en silencio, apenas si parpadeamos, hipnotizados por la fuerza del cielo azul a través de un minúsculo y lejano cristal empañado. Pero de repente ambos nos levantamos, percibiendo algún cambio. Parece haber más luz. No, no lo parece, hay más luz.

El primer rayo de sol se cuela por la ventana y el haz de luz ilumina el suelo a escasos metros de nosotros.

Nos miramos.

– El sol… – tiembla, asiento, sonreímos.

Aprieto su mano y luego se la suelto, y él avanza, lentamente, con admiración, los cuatro metros hasta la porción de suelo iluminado, creciendo a cada segundo que el sol se alinea más con la ventana. La luz le da en la piel, y parece brillar.

Su belleza, con el sol dándole de lleno. Me deja sin aliento.

Es un ángel.

Y este ángel me tiende la mano, llamándome para que acuda junto a él a disfrutar esta pequeña porción de libertad.

Andamos de vuelta a nuestro campamento en silencio, sin prisa, después de haber pasado mucho tiempo observando ese pequeño rayo de sol. Si no fuera porque al final ha desaparecido todavía seguiríamos allí.

Ninguno de los dos dice nada, solo nos cogemos de las manos, pero no es un silencio incomodo en el que no sabes que decir, es un silencio en el que simplemente no hacen falta palabras; además, creo que Baekho ya ha hablado suficiente por hoy y necesitaba unos minutos para pensar en nosotros.

Supongo que después de esto podemos considerarnos novios. Novios, que bien que suena eso… además, significa que puedo besarle y abrazarle siempre que quiera….

Hablando de novios, no entiendo que les pasa ahora a Min y Aron, la última vez estaban bien  y ahora apenas se miran. Ya decía yo que no tenía que dormirme, mira lo que pasa a la mínima que les quito el ojo de encima. Tengo que enterarme que de que ha pasado y conseguir que arreglen las cosas, aunque supongo que JR debe estar harto de ser el aguantavelas del grupo, pobre.

– Oye Baek, ¿ha pasado algo entre Min y Aron mientras yo dormía?

Me encojo de hombros, realmente no le he dado muchas vueltas, no es algo que me interese especialmente, aunque me tiene intrigado.

– Llevan unos días que están raros, no sé.

– Es que me extraña, ya sabes cómo estaban al principio, ni se separaban.

Me parece que entre “no separarse” y meterse la lengua hasta la campanilla cada vez que creían que no les veíamos hay una diferencia importante, pero asiento y le doy la razón.

– Minhyun y JR pasan horas hablando. Osea, antes ya lo hacían, pero es que ahora es todo el día. Aron esta que se muere de celos, se la pasa mordiéndose las uñas.

– No, ahora afila cuchillos.

– Por petición de Lime.

– Esa zorra quiere que nos matemos entre nosotros.

No puedo evitar reírme. Ren y sus paranoias

– Déjalo Rennie. – le digo aun riendo y con un tono suave.

– No, en serio, – insiste algo alterado – ¿ve a Aron con esa cara de “quiero matar a alguien” y le dice que afile cuchillos? ¡Ya ni siquiera intenta ser sutil!

Me rio e intento tomármelo a broma. Lime nos ha ayudado mucho, y aunque la tenga un poco atragantada por haberle disparado a Ren, prefiero no comerme demasiado el coco y seguir confiando en ella, es más fácil.

– Regresando al trío ese… ¿Cómo crees que acabara? ¿Minhyun con Aron o con JR?

Ren se ríe, aunque está claro que no le divierte.

– Espero que con Aron, porque como el atontado ese empiece a besar a JR y encima sin decirle nada, Aron va a moler a golpes al loco.

– Pues a mí me da pena por JR. Si de verdad está enamorado de Minhyun… No sé, lo ha pasado muy mal ya, y se llevan bien…

– Tú no tragas a Aron, que es diferente. – Me encojo de hombros, negar eso sería una estupidez teniendo en cuenta que siempre terminamos gritándonos. Ren suspira y sigue hablando – No sé qué se llevan con JR, pero… Minhyun y Aron tienen una conexión especial. Fue amor a primera vista, y muy intenso Aunque ya no sé, antes me contaba las cosas, ahora solo le cuenta chismes al loco.

Le miro, realmente parece preocupado. Pero ¿qué podemos hacer nosotros? me acerco y le beso en la mejilla, apretando el agarre de su mano. El me mira, un poco sonrojado.

– Es cosa suya, nosotros tampoco podemos hacer nada. No lo pienses mucho ¿vale?

Sus labios se curvan en una sonrisa burlona, como si me retase.

– ¿Y qué vas a hacer para distraerme? ¿Para qué no piense en ellos?

Ni siquiera lo pienso al acercarme a besarle. Siento sus labios blandos amoldarse a los míos, suaves, dulces, perfectos. Nos miramos fijamente y sonreímos.

– Es una buena distracción – admite. – Eso me parecía. – nos reímos y volvemos a besarnos. Siento mi estómago oprimirse, cosquillas en todo mi cuerpo y un ligero mareo. Volvemos a mirarnos, con las frentes pegadas, acariciándonos. – ¿Sabes? se me acaba de ocurrir un juego – le digo separándome un poco – ya sabes, para entrenar.

Ren se ríe. Tiene una risa tan preciosa… tan fresca…

– Pues volvemos y me lo explicas ¿vale?

Asiento y cojo su mano para seguirle entre la oscuridad. Su mano, brillante, ilumina nuestro alrededor como una gran linterna. Pero aunque no haya posibilidad de perderme me aferro a su manita de dedos finos. No sé qué haría si le perdiese…

Volvemos al silencio de antes y andamos todavía un buen rato hasta llegar al campamento, ahora mismo nada, ni la presencia de esa, es capaz de arruinarme el mal humor. O eso creía.

Llegamos y lo primero que veo es a Minhyun abrazado a JR hablando con la tipa esa y a Aron no se le ve por ninguna parte. ¿Qué cojones ha pasado ahora? Está claro que no puedo dejar a Minhyun sin vigilancia ni un momento, no entiendo que está haciendo… ni cuáles son las intenciones de JR, ¿acaso quiere quitarle el novio a Aron? Luego tengo que hablar con Minhyun, tanto decir que le quiere y últimamente no para de hacerle daño. Puede que Aron no sea mi mejor amigo, por lo menos antes, como siempre discuten con Baekho al principio no me caía especialmente bien pero después de hablar con él estos días me he dado cuenta de que es un buen tipo y enamoradísimo de Minhyun, no quiero verlo sufrir solo porque Min no se aclara con sus propios sentimientos.

Me siento a su lado sin saber que decir, parece de mal humor y juraría que tiene los ojos rojos de haber estado llorando, genial; pero cuando nos ve sonríe con una mirada cómplice y burlona, creo que se imagina exactamente qué ha pasado. No me cansare de repetirlo, me conoce demasiado y a veces es…incomodo. Aparto la mirada antes de terminar sonrojandome, espero que no quiera una explicación detallada. Mierda, necesito encontrar un tema de conservación rápido, piensa Ren, piensa…

– O-oye, ¿queréis seguir entrenando?

Cruzo los dedos para que acepten pero Minhyun no parece demasiado entusiasmado con la idea, baja la cabeza y mira fijamente el suelo como si fuera algo digno de merecer toda su atención.

– Es que… estoy un poco cansado, no me apetece.

Baekho me mira con cara de no entender que pasa, como preguntándome si no estoy cansado de andar pero le miro suplicante para que me siga la corriente, necesito hacer algo y Minhyun distraerse. Finalmente parece que me entiende y se apunta a hacer presión.

– Vamos, en batalla no importará si estamos cansados o no, tenemos que entrenar nuestra resistencia también ¿no?

– De verdad, no estoy de humor, lo siento…

– Minhyun, te entiendo, pero deberías ir, necesitas distraerte y ocupar tu mente en otras cosas.

JR interviene también, toma, ¡ya somos 3 contra 1! Pero Min le mira no muy convencido por más razonable que sea el consejo del loco. La táctica razonable no funciona, vale, pues probaremos otra…

– Vamos Min, porfaaa – insisto con mi mejor voz de niño bueno mientras le tiro de la camiseta – no puedo entrenar sin ti y tengo muchas ganaaaas

Vale, empiezo a darme vergüenza a mí mismo…

Dios, que me lo como, tan adorable…

No puedo evitar sonreír con el comportamiento de Ren. Me sorprende ver a la muñequita inexpresiva con carita de niño bueno. Se me acerca y me dedica un bonito puchero. Dios, creo que ahora siento vergüenza ajena. Pero se ve muy mono. Baekho le mira de reojo, embobado.

JR me aprieta fuerte la mano para darme fuerzas, Baekho me sonríe amigablemente para animarme, e incluso Lime asiente con la cabeza para intentar convencerme. Todos parecen preocupados, e intentan animarme. Se me hace raro que tanta gente se preocupe por mí, nunca me había pasado. Y me hace muy feliz.

Finalmente sonríe un poco y asiente con la cabeza mientras se levanta. ¡Bien! He hecho el ridículo más grande de mi vida pero ha valido la pena, aish, este Minhyun… Me levanto yo también y le doy la mano a Baekho para ayudarle a ponerse de pie de un tirón y aprovechando que ha quedado muy cerca de mí le doy un beso rápido antes de girarme para ir a buscar las armas con una enorme sonrisa. Me encanta no tener que reprimirme más

 

Como no se ve absolutamente nada a la que te apartas del circulo de luz cogemos varios faroles para escamparlos por la zona y ampliarlo un poco, pero Ren nos detiene diciéndonos que no gastemos pilas en esto. Activa su poder y de algún modo hace aumentar la luz de la zona, no es mucho, pero tiene un brillo… Sobrecogedor.

– Esta luz es diferente – señala Minhyun. – diferente de la que hacías hace unos días cuando llegamos.

Ren sonríe algo turbado.

– Intentaba que pareciera la luz del sol, pero no sé si…

Si, si lo parece, como esa luz que hemos pasado horas contemplando.

– Es precioso – le digo. Ren me sonríe y yo le beso en la frente antes de separarme de él unos metros.

Cuando revisábamos almacenes encontramos, entre miles de otros trastos inútiles, un par de cajas de máscaras viejas. Blancas como las de los guardias, la mayoría rotas o sencillamente gastadas. Llamo a unas cuantas que acuden a la fuerza de mi voz. Miro a Minhyun y Ren,  preparados ambos con sus pistolas.

– Las lanzas y les disparamos en el aire ¿no?

– Si, – les digo – para que practiquéis con blancos en movimiento.

Ambos asienten, bastante relajados. Lanzo la primera y ambos disparan al instante. Fallan el primero disparo, pero Minhyun le da en el segundo intento antes de que caiga al suelo y Ren alcanza uno de los fragmentos un segundo más tarde. Realmente tienen una puntería envidiable.

Asiento y lanzo la segunda. Sé que esta vez acertaran, pero eso sería demasiado fácil. No puedo evitar sonreír mientras susurro un par de notas y la máscara se desvía unos centímetros en el aire, suficientes para esquivar sus balas.

Minhyun abre los ojos, sorprendido, y Ren frunce el cejo con determinación. Ambos vuelven a disparar y yo vuelvo a esquivarles.

Se reiteran los disparos, creo que no me vendrían mal unas orejeras, luego lo propondré, creo que vimos por alguna parte…

El tiroteo dura cinco, diez, veinte minutos. Cada vez que aciertan a una máscara lanzo la siguiente, cuando se les terminan las balas cargan de nuevo, alternándose para no dejar de disparar en ningún momento. Al principio he notado un par de veces corrientes de aire intentando desviar la máscara, pero Minhyun ha dejado de gastar fuerzas cuando ha visto que eso no afectaba mi telekinesis. Lime y JR nos observan y de vez en cuando nos hacen comentarios como  “¡muy buena esa!” “Vigilad a donde disparáis, no apuntéis justo a donde está la máscara”. Es obvio que llevo ventaja pues una vez ellos disparan no pueden modificar la trayectoria mientras que yo aún puedo mover el blanco, pero tengo que estar pendiente de ambos y a los pocos minutos empiezo a tener la garganta seca y la mente agotada. Me fuerzo, sabiendo que la resistencia también es un punto a trabajar, pero me doy cuenta de que luz también empieza a disminuir y de que los tres estamos agotados. Cuando dejan hecha pedazos la doceava o treceava mascara espero un rato antes de lanzar la siguiente, recuperando el aliento.

JR nos acerca una botella de agua y los tres bebemos con avidez.

Me tiro agua por la cabeza y me seco con la camiseta.

– Va, quedan tres – les digo animado.

– ¿Aun quieres seguir?

– ¡Pero si es súper chulo! Vamos Baek, lánzanos otra.

– Además es un buen ejercicio, muy completo.

El comentario de JR sobre el entrenamiento que he planeado me hincha un poco el orgullo, pero ahora mismo nada eclipsa la emoción de ver a Ren tan animado con el juego. Sonrío y lanzo la siguiente, que destrozan en el acto.

– ¡Que te machacan Baekho!

– ¡Calla! ¡Que son dos contra uno!

Ren deja de disparar y centra su atención en algo que ha visto detrás de mí. Me giro y veo que Aron ha vuelto, deja en el centro del refugio una enorme bolsa llena de comida y se sienta apartado del grupo, ni siquiera se acerca a saludar. Estúpido renacuajo.

– Tienes razón, dos contra uno no es justo – admite Ren – seguid vosotros, yo estoy cansado ya.

Se guarda la pistola y se aleja a hablar con Aron. Ya me contara si averigua algo sobre que lío se traen estos tres, yo por mi parte vuelvo a centrar mi atención en Minhyun y lanzo otra mascara.

– Creo que yo estoy cansado también… – murmura – mejor lo dejamos…

No, de eso nada, se estaba animando, pero al ver al enano ha vuelto a poner esa cara depresiva que trae des que hemos vuelto.

– Va Min, me queda solo una, la última.

Va a replicar, pero insisto y al fin accede.

Intento hacerlo durar tanto como puedo, y aunque estoy agotado ahora es solo un contrincante y es más fácil. Pasan unos buenos diez minutos hasta que consigue darme y cuando lo hace sonríe y hace un pequeño gesto de victoria. Su gesto vuelve a ensombrecerse enseguida, pero por lo menos hemos conseguido distraerle un rato. Ya es algo imagino.

Me da las gracias por el juego y yo le respondo automático con uno de los saludos que hacíamos cuando practicaba kendo. Luego vuelve con JR y Lime que charlan en un rincón y yo me acerco a Ren y Aron que charlan al otro lado del refugio.

Me siento a su lado y me mira sin decir nada, parece de muy mal humor. No sé si preguntarle directamente o esperar a que me lo cuente el mismo, aunque supongo que todavía no tenemos tanta confianza…

– Oye, ¿qué te pasa? ¡Alegra esa cara hombre!

– Déjame en paz, Ren. Vete.

Vale, esta de muy mal humor como para que me llame Ren, desde que se le ocurrió su genial apodo y al ver que a mí no me gustaba no ha parado de usarlo.

– Eeeh ¿qué pasa? ¿Ahora ya no soy tu “princesita”?

Si, princesita, como si necesitara que me recordaran otra vez que tengo aspecto de niña. A la que pueda me voy a cortar el pelo antes de que pase a llamarme Rapunzel o algún otro apodo “ingenioso”.

– No, no lo eres. Y el que lo es últimamente no lo parece. – responde con una voz muy triste. Sea lo que sea, esta vez parece grave… no entiendo como Minhyun puede estar ignorándole si se ve de lejos que Aron está mal.

– Vamos, no estés así, ¿qué ha pasado? Tan grave no será… ¿no?

Necesito saber qué coño está pasando ¿que puede haber pasado para que ni se hablen y los dos hayan estado llorando solos? Aron duda en responder y baja la cabeza mientas encoje los hombros.

–  Que me ha dicho que no quiere casarse conmigo…

Ah, así que es eso. Espera… ¿QUE COJONES?

– Ca-casarse… ¿Qué? O sea… ¿le has propuesto matrimonio a Minhyun? ¿En serio?

El asiente con la cabeza como si fuera lo más normal del mundo, como si hiciera más de una semana que se conocen. Si realmente le ha dicho “Hola, ¿quieres casarte conmigo?” no me extraña nada que Min haya salido corriendo asustado

– Pe-pero…a ver, que sé que le quieres muchísimo y eso pero…no es un poco… ¿pronto?

– ¿Pronto? ¿Por qué? Si nos queremos… Además, lo de casarnos era secundario… yo lo que quería era que fuéramos a vivir juntos.

Supongo que ve en mi cara que sigo flipando mucho así que suspira hondo con resignación, se apoya en la pared y me explica toda la conversación con pelos y señales, junto con algunas menciones a JR con bastante odio.

– a ver, entiendo que le haya pillado un poco por sorpresa pero esas no son maneras de decir las cosas y sí que lleva unos días un poco raro…Oye, tengo una idea. Si quieres puedo ayudarte a darle celos – me acerco a él mirándole fijamente a los ojos. Los celos siempre son algo universal en las parejas –  aunque no sé si servirá de mucho…

– ¿Sí? ¿Lo harías?  

Ren acerca mucho su rostro al mío, más de lo que esperaba viniendo de él. Y de alguna forma puedo leer en su cara inexpresiva una mueca juguetona. Me hace gracia y decido seguirle el juego. Sí, los dos sabemos que es poco probable que sirva de algo, pero al fin y al cabo tampoco pasa nada por tontear un poco cuando ambos somos conscientes de que no va en serio, ¿no? Por intentarlo…

Sonrío de forma seductora y disminuyo la distancia que nos separa. Le veo sorprenderse un poco pero no se mueve. Paso una mano por detrás de su nuca para atraerle un poco más a mí y él se deja hacer. Acaricio suavemente sus cabellos largos y rubios mientras sigo acercándome despacio. Hasta que la distancia que se interpone entre nuestros labios llega apenas a ser de unos pocos centímetros. Hasta que noto su cálido aliento. Hasta que…

Hasta que algo agarra con fuerza la parte trasera de mi camiseta y tira de mí bruscamente para apartarme de Ren y hacerme caer en el suelo.

– Cof, cof…

¡Au! ¡Eso ha dolido! ¡Me ha estrangulado!

– ¡¿Qué haces maldito bestia?!

Me giro hacia mi agresor y me encuentro con un Baekho con cara de pocos amigos. Ups, parece que mi tonteo con Ren no le ha sentado demasiado bien…

– ¿Qué hacéis?

Les miro indignado. Lo que me faltaba, el renacuajo ligando con mi novio. Pues no, lo siento, si tu chico no te hace caso te buscas la vida, a mi rubia no le toques.

Pero Ren se ríe, dejándome claro que no iba en serio, y me relajo un poco.

– Que mono estás celoso Baek…

Q…que… ¿tenía que decir eso? Que vergüenza… Pero no lo pienso mucho porque se incorpora y me besa rápido. Vuelvo a sentir mariposas en el estómago. Le sonrío, le cojo de la mano y nos sentamos los dos junto a Aron que mira hacia un lado enfurruñado.

– Si vais a estaros de mimitos que sea fuera de mi vista, por favor

– Claro, como yo no he tenido que ver nunca tus “mimitos” con Min…

Ren me pega en la nuca. Suave, pero reprochándome con la mirada que me calle.

– No te preocupes que no los veras más… – murmura Aron cada vez más deprimido.

– Lo siento, es la costumbre… – Ren suspira, cansado, pero aun así se le ve feliz, desborda alegría, lo que choca completamente con el aura depresiva y tremendista de Aron. Es un efecto extraño… – bueno pues, ponedme al día…

Me explican más o menos la situación, lo cual no me aclara mucho ya que ninguno de los tres tiene idea de que pasa por la cabeza de Minhyun. Ren supone que se ha alejado por miedo a que iban demasiado rápido, yo asiento, completamente de acuerdo, ganándome una mirada fulminante del enano. Pero Aron insiste en que no puede ser solo eso, que Min se ha enamorado de JR… y aunque nosotros insistamos en que no, el hecho de que esos dos estén charlando juntos aquí al lado no ayuda.

– Vamos Aron, anímate, ya verás cómo se dará cuenta de que se está equivocando y volverá contigo…

Y yo me pregunto, otra vez, ¿que estoy haciendo animándole? en fin, supongo que yo en su lugar estaría peor…

– Si desde que os conocisteis apenas os habéis separado, nadie se desenamora así de repente

– Pero…

– Solo está confundido – insisto – dale tiempo, volverá…

– Seguro que se arrepiente de lo que ha pasado y no sabe cómo disculparse, Baek tiene razón, solo dale un poco de tiempo

No sé si está sirviendo de mucho, pero la intención es lo que cuenta ¿no?

 

Minhyun está realmente deprimido. Aron aun peor. Ya podrían dejarse de tonterías…

Por suerte ahora Min parece algo más animado.

– ¿y mirabas esa de los superhéroes? que eran como los de las pelis pero de pequeñitos, en el cole, casi no me acuerdo…

– Me suena… Si, que había un periodista que siempre les entrevistaba al final del capítulo.

– ¡Si, esa! Ni idea de cómo se llamaba…

– Yo igual… casi no recuerdo el título de ninguna… Espera, una de… que resolvían misterios… pero de cosas sobrenaturales… tenían un perro con un nombre muy raro…

– ¡Sí! espera era… buah, ¡esa la daban cuando tenía tres años! Ni idea…

Lime ha conseguido sacar a Minhyun de su pozo de tristeza preguntándole por cosas que hacía fuera. Nada personal, películas, series de dibujos, programas de la tele,… son temas que nunca fallan.

Minhyun parece estar mucho mejor ahora, y la verdad es que yo también me siento mejor. Son cosas que nos recuerdan tiempos mejores. Y es agradece. Pero no me meto mucho en la conversación, nunca he sido de pasar muchas horas ante el televisor y pronto se me terminan los temas. Me limito a escucharles a ellos dos, que parecen un par de expertos.

De mientras jugueteo con la pistola con la que antes ha estado entrenando Minhyun. En parte envidio su puntería y su destreza con las armas, la suya y la de Ren, por otro lado… no puedo dejar de pensar que esos entrenamientos en los que nos lo pasamos tan bien… nos estamos preparando para matar al fin y al cabo. Parece demasiado macabro…

“A veces las cosas no se limitan a que está bien y que está mal, ahora mismo las únicas opciones son matar o morir…” demasiado drástico, demasiado repugnante que ya me haya acostumbrado a sentir el peso de las armas en mis manos.

Aprieto con fuerza el arma, y por un momento deseo que desaparezca todo esto, cerrar los ojos con fuerza para abrirlos de nuevo en mi casa, con mis padres, vivos los dos…

Y de repente dejo de sentir el arma en mi mano, he perdido el control solo un momento pero la pistola se ha vuelto polvo que se escurre entre mis dedos. No, no, ¡no!

Miro mi mano y el arma vuelve a estar ahí, entera, sin un solo rasguño.

Espera…

¿Lo he imaginado?  No, no puede ser… sé que la he desintegrado, lo he notado, y de repente volvía a ser una sola pieza. ¿Es posible? ¿Estoy alucinando?

– ¿Estás bien Jonghyun?

Min me sacude para llamar mi atención, pero yo no aparto la mirada del arma, buscando algún indicio de lo que he visto, de que no me he vuelto loco del todo.

– ¿Jonghyun? ¿Qué pasa?

– ¿Te encuentras bien?

No lo entiendo… Les miro, queriendo explicarles lo que ha pasado, y sin saber cómo hacerlo.

– Yo… ahm… creo que… La he desintegrado y se ha vuelto a montar…

Minhyun levanta una ceja, Lime no reacciona en absoluto.

– Ya…

– ¡En serio! – insisto – he sentido como la destruía, he pensado que tenía que arreglarlo y de repente volvía a estar entera…

No me creen, está claro que no. ¡Pero ha pasado! ¿Ha pasado? ¿Y si solo lo he imaginado?

Miro el arma, intacta, no sé qué pensar, seguramente lo he imaginado pero… Pero si lo hubiese hecho de verdad, ¿significaría que puedo arreglar las cosas que rompo? ¿Que mi poder no solo destruye, sino que también construye? Eso sería… No tengo palabras, pero me haría sentir mucho mejor. Lo deseo. Deseo que eso sea real.

Desintegro el arma, esta vez conscientemente, e imagino que el polvo vuelve a juntarse en la forma que estaba. Pero no sucede nada. Evoco la misma sensación que tengo cuando “destruyo” algo, y lo visualizo, pero sigue siendo solo un montoncito de polvo negro.

– Me parece que no te sale.

– Déjalo Jonghyun, seguramente te lo ha parecido…

– No lo he imaginado, estoy seguro de que no…

Sigo intentándolo, visualizándolo una y otra vez, pero no sucede nada.

– ¿Qué pasa? – nos pregunta Baek des del otro lado del círculo de luz.

– JR tiene alucinaciones.

– Le ha parecido que podía reconstruir algo que había destruido…

Los dos rubios se acercan a mirar.

– ¿En serio? Eso molaría…

– Ya, pero ahora no le sale, seguramente lo ha imaginado.

– No hablaba contigo zorra.

Les ignoro y sigo concentrándome. Sé que era verdad, sé que lo he hecho y puedo volver a hacerlo, aunque sea solo una corazonada. Lo sé. Y de pronto las virutas de metal se mueven, adoptando por unos instantes la forma que tenían antes, pero al segundo vuelven a caer informes.

– ¡Oh!

– ¿Lo habéis visto?

– Si… Me ha parecido que…

– ¡Lo conseguiré! Puedo hacerlo, necesito practicar.

– Pues hablando de practicar…

 

Después de más de una hora intentando golpear algo sin que se me caiga la porra de la mano o me golpee a mí mismo, dimito. ¡Estoy hasta las narices de malgastar mi tiempo haciendo el imbécil! Además, Minhyun sigue con su cara de depresión, ¡Pero si es culpa suya, que no se aclara!

– ¡Joder! ¡Ni me sale ni me saldrá nunca! ¿No puedo volver con las pistolas?

– Tranquilo, Ren. Vamos, vuelve a intentarlo. Es mejor que todos sepamos luchar un poco con todo.

¿Tranquilo? No, Baekho cariño, tranquilo no. Por más que lo intente no mejoraré así que debería concentrarme en disparar y mejorar en eso.

– No, mejor déjalo. Eres un inútil. – dice Minhyun con tono de fastidio.

¿Q-que? ¿Qué cojones le pasa a este? ¡Si la está liando con Aron que no me cargue a mí con su mala leche!

 

No estoy de buen humor, no tengo ganas de entrenar, y la rubia no para de quejarse. Estoy harto. Parece que no le ha gustado mi comentario, porque me dedica una mirada asesina que me hiela la sangre. A veces me da miedo.

– ¿Perdona? Puedo ser un inútil con las armas pero por lo menos no lo soy con mi novio como tú, ¿sino porque coño besaste a JR?

No puede ser que haya dicho eso. No puede ser, no puede ser, no puede ser. ¡¿COMO COÑO SE LE OCURRE DECIR ESO?! ¡Cómo si no estuviéramos ya suficientemente mal!

¿Eh? ¿Que Minhyun me besó? ¿Cuándo? ¿Cómo? Creo que me he perdido algo…

 

Debo decir algo, debo arreglarlo, le respondo casi sin pensar.

– ¡No! ¡Yo no le besé! ¡Sólo le di una pastilla boca a boca!

– ¡Pero si le metiste la lengua hasta la campanilla!

¡¿CÓ-MO?! ¡¿EN SERIO?! ¡¿No la habías liado ya lo suficiente, maldita sea?! Joder, joder, joder, ¿y ahora qué?

– ¡Fue para salvarle la vida! -grito desesperado.

Mierda, Aron está detrás de mí, lo ha oído todo, no va a perdonarme, seguro que me odia, va a dejarme, ¡¿pero por qué lo ha dicho, joder?!

 

Aaaah, creo que empiezo a entender por dónde van las cosas…

Mierda, me he pasado.

Joder… ¿cómo se me ha ocurrido decir eso?? Soy imbécil…

Oigo un enorme golpe y veo aparecer boquete en la pared. Aron. Por su cara parece no saber si echarse a llorar o destrozar la sala entera, y yo que me quejaba de que Min había estropeado las cosas…

Cuando habla lo hace con los puños apretados y con la voz rota, sin tan solo ser capaz de levantar la mirada del suelo.

– Así pues era verdad… yo tenía razón…

Min parece colapsar al oír eso, estira su brazo hacia el como si quisiera detenerle con la mano temblorosa.

– ¡Aron! ¡Aron espera! Yo no…

Pero este parece no oírle, se gira para irse corriendo mientras Min cae de rodillas, llorando.

Joder, ¿qué he hecho…?

SHIROKO KUROKO AOIKO

 

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el mayo 17, 2013 en ACTION y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Ren, querido, eres un bocazas. Si es que ya le vale… como si no estuvieran ya bastante mal. Pobrecito Aron ;__; me da tanta pena… Ren y su estúpida bocaza le acaban de romper el corazón en dos. Ay mi niño… ;__;

    A Minhyun le pasa algo. Bueno, no tanto que le pase como que guarda un secreto de algo. Algo le ocurrió, o algo le ocurre. Eso sin contar que no me extraña que saliera corriendo cuando Aron le pidió matrimonio…

    Aron ligando con Ren me ha hecho mucha gracia xD ¡Como si Baekho no le tuviera ya a Aron bastante asco! Jajaja, qué cara habría puesto, qué buena esa XDDD

    En fin, espero el siguiente capítulo. ¡Ánimo, chicas! 😉

  2. trinidad antilao

    Perdón por tardar.

    De nada SIEMPR ESTARE ACOSANDOLAS MUAJAJAJAJAJAJA desde mi casa .

    Me preocupa jr cada dia mas loco jajajajajaj ok no pero hasta yo crei que estaba alucinando.

    Pero que le pasa a min, como no le dijiste que si, te has pasado en verdad te has pasado.

    Pobre mi aroncito sufriendo, aunque la culpa la tuvo ren, POR QUE NO TE CALLASTE, OCUPA ESA BOCA EN OTRA COSA, pero que rabia y todo iba tan bien.

    Bueno creo que por el cambio de hora de mi país estoy atrasada con su país, pero no importa siempre estare comentando.

    Con respecto a las actualizaciones las entiendo – NO TANTO- pero las entiendo, no se preocupen y ya saben.

    Cuando no actualicen prepárense a recibir por lo menos 5 mensajes al dia y puede que con insultos también muajajajaajajajaajaja

    Bueno como siempre espero no aburrirlas con mis comentarios, se que me paso pero es que cuando algo me gusta no paro en un bueeeeeeeen rato y lo digo en serio.

    Creo que eso es todo sin mas se despide

    ATT. SU ACOSADORA.

  3. trinidad antilao

    Holaaaaaaaaaaaa.

    Me gustaría que actualizaran pero creo que no va a ser posible….creo…como no se que horas tiene allí, estoy un poco perdida.

    La verdad me animo saber que hay por lo menos un grupito de personas que le interesa nu’est, nunca había encontrado fanfics de ellos, y si los encontraba nunca lo terminaban, espero que ustedes no hagan lo mismo.

    Bueno ha esperar para el próximo capi, mañana veo si hay alguno, por que tengo sueño.

    Esta vez no hay mensajes fuertes por que me esta ganando el sueño, pero para la próxima si hay . Promesa.

    Suerte con sus estudios. También tengo pruebas toda esta semana T.T snif pero la diferencia snif es que voy snif en básica. 8vo, pero igual, me snif da lata estudiar.

    Bueno, ya adiós.

  4. desde hace como 4 dias que estoy esperando actualizacion no solo de este fic si no tambien de el de ninfomania: la enfermedad

    y quiero que actualices pronto no sabes la desilucion que me da el que no actualices pero se que si no lo haces es por alguna razon me fascina como escribes y quisiera que continuaras el fic no tengo ni una sola queja de como escribes y expresas los sentimientos de cada uno de los integrantes de nu’est me gusta mucho el saber que hay personas que les guste nu’est

    solo te queria decir que espero que actualices pronto me muero de ganas de saber que pasa con aron y minhyun

    • Muchas gracias por el review!
      Yuiko-Shiroko publicara la continuacion de Ninfomania en unos minutos y estamos todas trabajando ya en el capitulo 22 de Action (estamos de vacaciones, por fin!) e intentaremos publicar esta semana si es posible 😉
      Nos alegramos mucho de que te guste Action, al ser un trabajo de 3 no sabriamos si iba a funcionar bien…^^
      Siempre es un placer conocer mas L.O.V.Es! NU’EST fighting~ esperemos por el comeback juntas!

      Recibe mucho amor de este grupo de locas~~

      SHIROKO – KUROKO – AOIKO

  1. Pingback: ¡ACTION! | SHIROKOtoKUROKO

Responder a ShirokoToKuroko Fanfics Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: