Ninfomanía: La enfermedad. Capítulo 3


ninfomania3

Categoria: fanfic yaoi

Personajes: NU’EST (grupo kpop)

Pairing: BaekRen (Baekho x Ren)

 

Capítulo 3

Miro fijamente las manecillas del reloj. Una parte de mi quiere que se detengan, la otra, que vayan más rápido. Más bien que salten una hora. Que aburrimiento…

Se abren la puerta y sale una chica de la sala, me mira, baja la cabeza, escondiéndose detrás de la melena y se apresura con pasitos nerviosos hacia el ascensor.

– Choi Minki – me llama la secretaria mirándome fijamente. – Ya puede pasar…

Ya lo sé so pánfila, ni que hubiera alguien más esperando…

Me levanto con pereza, y con las manos en los bolsillos me arrastro hasta la salita. Allí la mujer me observa des de detrás de las gafas. Odio esa mirada, como si supiera lo que pienso, como si supiera algo de lo que pasa por mi cabeza.

La ignoro y me dejo caer sobre el sillón, con los pies en el reposabrazos. Espero que hable, que empiece con las preguntas de siempre, “¿Cómo te sientes?” “¿Qué hiciste este fin de semana?” “¿te sientes orgulloso de haberte acostado con unos desconocidos en un callejón…?” Pero no dice nada, solo me mira fijamente a través de las gafas, sin moverse.

Pues bien, si se espera a que diga algo tiene para rato, a su juego yo también se jugar. Total, ¿Qué va a ser? ¿Hora y media? Puedo esperar… Igual si me duermo… Aunque tendría que moverme, porque se me clava la cremallera de la chaqueta y…

Diez minutos, ¿Cuánto más va a aguantar? ¡Joder!

¿Joder? Más quisieras…

Ok, ya basta.

– Qué callados estamos hoy ¿no? – le pregunto al fin.

– Siempre te quejas de que hablo demasiado.

Suspiro, agotado, esta mujer me pone de los nervios…

– ¿Entonces no vas a preguntarme nada hoy?

– No, puedes contarme lo que tú quieras.

– ¡Ja! – Buena técnica, pero no cuela – ¿y porque no me cuentas tú tu vida? – me burlo sentándome bien sobre el sillón  y fingiendo acomodarme unas gafas invisibles – A ver señorita Jang, cuénteme, ¿Cómo se siente ahora? ¿Está cómoda en esta sala?

Imito burdamente su voz, hablando más agudo y sonriendo de lado, cruzo las piernas y le quito la libreta y el boli para fingir que apunto cosas. Pero ella se mantiene seria y me sigue el juego.

– Estoy bastante cómoda, sí, aunque preferiría estar en casa.

– ¿Con su pareja? – sigo preguntando mientras hago garabatos sin sentido en la hoja.

– Con mi marido – puntualiza.

Asiento, con expresión profesional y garabateo más dibujitos.

– Y… ¿Qué desearía estar haciendo con su pareja ahora?

– Mmmm… – Lo piensa unos instantes y encoge los hombros – charlar, pasear, mirar una peli tal vez.

– ¿No desearía estar con él en la cama? – sigo preguntando con fingida seriedad. Está bien que pregunte eso ¿no? Se parece a lo que ella suele preguntar…

– Ahora no, – responde sin pudor alguno – tal vez más tarde, por la noche.

Y la imagino de noche, con apenas luz, en la cama, desnuda, gimiendo por las manos de un hombre que la toca, que la posee… Mejo cambiar de tema.

– ¿Qué has comido hoy?

Sonríe antes de responder.

– Verduras con curry. Y pescado.

– ¿Y has disfrutado la comida? – Disfrutar…

– Si, mucho.

– ¿Disfrutas del sexo? – Creo que me estoy metiendo en terreno peligroso… Pero ella suele preguntar lo mismo.

– De forma distinta que con la comida. Cada cosa tiene su tiempo.

– ¿Cuándo fue la última vez que tuviste sexo?

Sonríe con suficiencia antes de responder. Mierda, he vuelto a hacerlo. Cambia de tema Ren.

– ¿Te masturbas? – Esto no es exactamente otro tema…

– No mucho, mi marido me satisface bastante, aunque tengo mis momentos a solas… – me responde con toda la desfachatez.

Levanto una ceja, incrédulo, esto no es normal…

– ¿Lo ves Minki? – sigue con total naturalidad – Uno pregunta, el otro responde, y en esto se basan las relaciones entre las personas.

Me va a hablar a mí de relaciones… oh, otra vez…

– Estás fatal – le suelto.

Ella solo sonríe.

Y así, una hora más. Me pone de los nervios…

Se termina la hora, ¡al fin! Y antes de que salga me llama para detenerme. Capto en su voz una nota de preocupación que me sorprende. Me giro a mirarla y si, es más que evidente que está preocupada.

– ¿Has hablado con Minhyun últimamente?

La miro enojado, aunque en realidad estoy preocupado también.

– Es “Mimi”, no Minhyun, no utilizamos nuestros nombres…

Asiente.

– Vale, Mimi, ¿has hablado con él?

– No… Hace días que no sé nada. ¿Ha vuelto a desaparecer?

Suspira.

– No vino a la última sesión. Sus padres no sabían dónde estaba. No me han dicho nada más pero… No sé si habrá vuelto ya. – suspiro. El muy inútil siempre metiéndose en líos… – ¿si te enteras de algo me lo dirás?

Asiento algo incomodo.

– Si, vale.

Y, ahora sí, me voy corriendo.

***

El martes resulta agotador. Primero gimnasia, luego historia. Aunque no me dejen entrar en los vestidores con los demás la clase es suficiente para ponerme a cien, los cuerpos sudados de mis compañeros, el esfuerzo incrementa sus aromas, incrementa su energía, su calor… Casi es verano y algunos incluso se quitan las camisetas, y el sudor brilla en sus torsos, aun mirándoles desde lejos percibo el calor. Tengo que meter la cabeza en la fuente para despejar un poco mis ideas, aun así término en el baño, tocándome.

La hora siguiente resulta insoportable, porque aún tengo dentro el ardor y la excitación de la hora anterior, porque es mediodía y hace calor, y porque el profesor sustituto, preocupado porque no parezco encontrarme bien se acerca más de lo que debería.

Termino gritándole que se aleje y saliendo de la clase diez minutos antes de que suene el timbre. Me refugio de nuevo en los baños y espero a que sea hora de irse a casa mientras intento calmar mis respiraciones. No quiero darle explicaciones a nadie.

Por la tarde vuelvo a conectarme al chat con J, y finalmente Mimi se conecta. Llevaba una semana entera desaparecido.

“¿Dónde estabas???” Le preguntamos ansioso.

“Ha sido la mejor semana de mi vida” responde “me siento fatal…”

Suspiro. Es siempre igual.

“¿Pero k hiciste?”

“Cuéntanos~~~~”

Tarda un rato en responder e imagino que estará explicándonoslo todo, pero cuando me llega un mensaje solo con puntos suspensivos me queda claro que solo duda.

“Sueltalo ya!” Insisto.

“Me adoptó un grupo de moteros…”

Que… ¿Qué?

“O.o”

“Wtf?”

“Y has estado cn ellos 1 semana?”

“Les conocí el martes, mientras volvía del insti. Me paré a saludarles. Eran cinco. Me acosté con ellos. Todos. (A la vez no, a la vez fue solo con dos). Les gustó y me llevaron con ellos.” “Vivian en un garaje, muy de peli todo” “Fue bestial. Como eran cinco siempre que uno se cansaba tenía a otro. No estuve solo ni un segundo por las noches. Casi se pelaban por mí. Me deseaban tanto…”

Se peleaban por él… Le deseaban…

Siento envidia, sentirse tan solicitado… Tantos sementales y solo para satisfacerle a él, atendiéndole a cada instante, poseyéndole uno tras otro…

“Parece el argumento de una peli porno…”

“¿A que si???” “Fue geniaaaaaaal!!!” “Soy asqueroso… T T”

¡Bipolaridad a tope! Ole nosotros.

“Y como k has vuelto?”

“Se enteraron de que soy menor…” “En cuanto les dije mi edad no volvieron a tocarme. Me dejaron en la puerta de casa”

“Bueno, si mas n esta vez n te encontró la poli…” Que no hubiera sido la primera vez…

“Ya, menos mal xD”

“¿Que dice tu madre?”

“Llegué el domingo, ahora ha terminado de meterme la bronca”

“Ugh… K mal…”

“Pero no importa, la ignoro, ya se acostumbrara”

“Ya no llevas la pulsera?” “Ya sabes, el localizador ese”

“No, se rompió”

“Claro, se rompió solita…”

“XD”

Mimi tiene una inconmensurable capacidad para meterse en líos. Suele irse de casa a menudo. Desaparece, normalmente en el apartamento de algún ligue, hasta que se cansa de él y le pone de patitas en la calle. Entonces vuelve. El caso es que nunca avisa, solo se va, y sus padres están al borde del infarto. J y yo nos hemos acostumbrado, es más interesante preguntarle por qué hace cuando desaparece…

“Danos mas detalles ~~~~~”

“Mmm… Había uno que tenía un fetiche raro con mis pies, siempre me chupaba los pies, y una noche lo estaba haciendo con otro y de repente noto que me chupa el pie…” “Muy raro” “pero fue guay xD”

“Juas, que loco”

“Mooooola…”

“Y había dos que estaban medio liados y lo hice con los dos a la vez un par de veces” “Pero era como si me usaran como excusa para liarse, no me hacían mucho caso…”

“Que mola más que te chupen el pie, vaya xD”

Tríos… Me viene a la mente la salida del viernes, Mimi aun no sabe nada. Tengo que contárselo.

“Pues yo también me monté un trió el viernes”

“¿Si?” Se interesa enseguida “¡Cuenta!”

Y se lo cuento todo, con detalle, o todo lo que recuerdo. Y él hace lo mismo, y pronto nuestra conversación esta tan caliente que tengo la sensación de que el ordenador se fundirá en cualquier momento.

Que, por cierto, el portátil sobrecalentado sobre mis piernas no ayuda…

“Y tú J, que has hecho este finde?” Le pregunta Mimi ya que hace rato que no habla.

“YO. ME. TOMO. LAS. PASTILLAS” Ok, creo que se ha cabreado. Pobrecito “Y me pajeo en los baños del insti” añade.

No puedo evitarlo, me parto de la risa ante la pantalla.

“Please bitch, that’s too mainstream” como si eso no lo hiciéramos todos…

¿Que opinais de Jang? ¿y de Mimi y Jay? ^^

Me encantan Mimi y Jay… ❤

SHIROKO

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el junio 21, 2013 en Ninfomanía ~BaekRen~ y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: