ACTION: Capítulo 22


action22

¡Action is back!

Despues de un fin de curso bastante intenso las autoras por fin podemos volver a dedicar las horas que merece nuestro porbre fanfic abandonado ^^’ No prometemos publicar cada semana de momento ya que no tenemos mucho margen, el 23 esta solo empezado pero aun así lo intentaremos 😉 (esta vez de verdad!)

Dedicado a vuestra santa paciencia por esperarnos y en especial a Alex, ¡que hoy es su cumpleaños!

Categoria: Fanfic Yaoi

Personajes: Nu’est (grupo K-POP) RenMinhyunAronJR Baekho

(Cada personaje narra en un color diferente.)

Capítulo vigésimo segundo

Y pensaba que las cosas estaban mal…

La tensión ha hecho que todo se desmadrara, en un ataque de rabia, debida seguramente al cansancio y al estrés Minhyun acusa a Ren de inútil, dándole en su punto débil, y Ren responde hiriendo a Minhyun de la forma que más le podía doler, poniendo a Aron en su contra.

“Besaste a JR”

Ni siquiera recuerdo eso, pero es suficiente para que a Aron se le oscurezca la mirada.

– Lo sabía, sabía que tenía razón…

No espera una respuesta, no espera una explicación a ese supuesto beso que no consigo recordar, se pone en pie, con el cuerpo crispado de rabia, y echa a correr, perdiéndose en la oscuridad.

Minhyun ni siquiera puede seguirle, cae de rodillas como alcanzado por una bala. Gime de rabia, de impotencia, dolido por su cabreo, angustiado en el fondo de que su relación sea tan frágil como para que algo como esto pueda separarles. Por más que le diga que su relación no parece para nada frágil él sigue en sus trece, como en todo. Tal vez lo arreglaremos antes hablando con Aron.

Abrazo un segundo a Minhyun, dándole ánimos y sigo a Aron en la oscuridad. Con una linterna en la mano.

Antes de irme no puedo evitar lanzarle una mirada de reproche a Ren, aunque sé que no tiene la culpa de nada…

Lo sabía. Lo sabía, lo sabía, ¡lo sabía! Sabía que había algo entre ellos, que si Min pasa de mí es por él. Que ya no me quiere, que le prefiere a él. ¿Por qué? ¿Qué he hecho mal? ¿Por qué él?

Salgo corriendo del lugar intentando reprimir las lágrimas que amenazan escapar de mis ojos. No van a verme llorar. Tengo que alejarme de aquí, de ellos, no quiero ver a nadie. Ni oírlos. Ahora mismo desearía desaparecer.

Corro tan rápido como puedo hasta que creo estar lo suficientemente lejos como para que no me oigan. Y entonces grito, con todas mis fuerzas, de rabia, de desesperación, de frustración, de dolor. Permito que mis lágrimas abandonen mis ojos. Lo necesito. Y nadie puede verme.

La rabia recorre mi cuerpo entero, tensa mis músculos, necesito descargarla con algo, así que la tomo con una estantería llena de cajas. La acribillo a puñetazos, utilizando mis poderes, las cajas revientan en mis manos, las patas metálicas de la estantería se rompen y se desmorona ante mí. No tengo suficiente. He perdido lo que más me importa en este mundo, la persona a la que más quiero. No le veo sentido a nada sin él. Siento que no soy nadie sin él…

Le suelto una patada a una pared, ésta se agrieta. Le pego otra vez, y otra, me desahogo con ella. Me sangran los nudillos pero me trae sin cuidado. Sólo necesito golpearla y desahogarme.

Hasta que oigo algo. Pasos detrás de mí. Me giro, está oscuro, no veo nada. No puede ser. No serán guardias, ¿verdad? ¡¿VERDAD?!

Minhyun llora abrazado a sus rodillas, sin decir nada ni mirarnos.

Mierda, la he jodido bien… Me acerco unos pasos pero no sé qué hacer. Vale, soy un bocazas pero no es todo mi culpa…aunque supongo que a Min le dará igual ahora mismo.

Joder, debe odiarme, no creo que con un “lo siento” le sirva de mucho pero…es la verdad. No quería hacerle daño ni joder su relación con Aron, no quería insinuar que hay algo entre Minhyun y JR, no quiero verle llorar.
No puedo dejar de llorar. Aron me dejará, me odia, ¿qué voy a hacer yo sin él?

– Min…

Ren me llama con la voz entrecortada. Levanto la cabeza y le miro con rabia. Todo esto ha sido por su culpa.

– ¿QUÉ? ¡¿Tienes algo más que decir?!

Abre la boca para decir algo, duda, la vuelve a cerrar, baja la cabeza con arrepentimiento.

– Lo siento… yo… no quería…

Termina la frase en un sollozo, y rompe a llorar también. Pues no me da pena. ¡Soy yo el que está a punto de perder a mi chico!

– ¡¿Y te crees que todo se arregla con una disculpa?! ¡Aron me odia! ¡Y es por tu culpa!

– ¡Ya lo sé! ¡Lo siento ¿vale?! ¡¿Qué quieres que haga?! ¿¡Que le diga “oye, era mentira, en realidad no le besó”!? Además, dudo que esté así sólo por esto, sabes perfectamente que lleva días deprimido y no por mi culpa.

¡¿Qué?! ¿Encima me echa la culpa a mí? Yo no quería eso. No quería hacerle daño. Me dolía verle triste pero todo lo que he hecho ha sido pensando en nosotros. Porque no quiero perderle. Porque le quiero.

– ¡Cállate! ¡No tienes ni idea de lo que pasa entre él y yo! ¡¿Por qué coño te metes?!

– ¡Porque te guste o no, Aron es mi amigo y me jode verle sufrir!

Ya estoy a punto de gritarle algo poco amable cuando Baekho nos interrumpe.
No, por favor, dejadlo ya…

Esto va de mal en peor, y no soporto estos malos rollos. Sí, yo me discutía con Aron, pero era en broma, en el momento en que todos se ponen a llorar esto me supera, y no lo soporto.

– Chicos… vamos… – ni siquiera me miran, perdidos en su propia depresión autodestructiva. Gritándose, insultándose, echándole la culpa al otro, haciéndose llorar. Basta

– ¡Basta! ¿Es que sois críos? ¿Que arregláis dándole la culpa al otro? Sois amigos, ¿no? pues ayudaos como amigos y dejad de pelearos como idiotas.

Los dos nos callamos de golpe, miro al suelo arrepentido pues Baekho tiene razón, nos estamos comportando como unos críos. Me giro para disculparme pero Min parece haber tenido la misma idea y terminamos diciendo “lo siento” a la vez. No es que tenga nada de especialmente gracioso la situación pero, en ese momento, solo podemos reír, y se rompe toda la tensión de golpe.

Me arrodillo al lado de el tonto de Minhyun para abrazarle y el me corresponde el abrazo a la vez que vuelve a llorar.

– Perdóname, rubia, no quería gritarte… Sé que me he portado mal con Aron estos días, sé que no es todo culpa tuya… No sé que puedo hacer… – los sollozos le interrumpen y yo solo le abrazo más fuerte, me duele verle tan destrozado, tan indefenso, sabiendo que en parte tengo la culpa.

– No, tienes razón, es cosa vuestra y no debía meterme donde no me llaman… sé que él no es el único que sufre….- le acaricio el pelo suavemente, intentando calmarle y lentamente disminuyen sus sollozos-  No te preocupes, seguro que lo arregláis ¿vale?

– Pero si… debe odiarme… ¿cómo vamos a arreglarlo?

– No te odia, precisamente porque te quiere mucho está dolido y tiene miedo de perderte, no podría odiarte, lo sé.

– ¿De verdad lo crees? – Me mira con esperanza, probablemente deseando con toda su alma creer en mis palabras pero con miedo de hacerlo también.

– ¡Claro que sí tonto! – le sonrío para animarle, y no es mentira, realmente lo creo. Sé que se quieren muchísimo, sé que su relación es más fuerte de lo que se piensan. Puede que no lo sea tanto como lo mío con Baekho, pero bueno, se acerca bastante – Vamos, tranquilízate y luego lo habláis todo con calma ¿vale?

– Tengo miedo… ¿Qué le digo? ¿Cómo lo hago?

– Solo dile la verdad, todo estará bien…

El asiente, ya más calmado y simplemente nos quedamos allí abrazados, esperando a que Aron vuelva.

Se abrazan ambos llorando, pidiéndose disculpas y dándose ánimos. Sé que no hemos arreglado mucho, el verdadero problema sigue siendo entre Minhyun y el enano, pero ahora mismo cualquier cambio es una gran mejora en la situación.

Son tan tiernos ahora mismo que no puedo evitar sonreír, algo celoso tal vez. Aparta las manos de mi rubita Minhyun…

Levanto la mirada y me encuentro con Lime, mirándoles fijamente, con el cejo fruncido. Saltan todas mis alarmas, aunque no se definir por qué. Parece realmente concentrada en algo, como si algo la molestara, como si algo le supusiera un grave problema al cual no pudiera encontrar la solución.

Y esa mirada me asusta.
Busco en la oscuridad, con el haz de luz de la linterna por delante. Con lo que corre Aron si realmente quiere esconderse a saber donde estará. Esto es enorme, y a oscuras… Ah, porque me lo ponen todo tan difícil, como si no tuviéramos ya suficientes problemas.

De repente oigo un enorme “crash”, el sonido de un montón de cajas cayendo. Creo que ya sé dónde buscar.

Le encuentro pegando la pared como un poseso con los puños desnudos, rojo por el esfuerzo y por aguantar la respiración mientras grita de frustración, con los nudillos pelados y las manos ensangrentadas. No sé si me impresiona más esto o el boquete que está abriendo en la pared.

– Si lo que quieres es matarnos a todos hay formas más rápidas que sepultándonos bajo tierra…

Se detiene y me fulmina con la mirada. Al instante bajo la luz de la linterna de sus ojos a su pecho, no quiero cabrearle más de lo que ya está.

– ¿Qué haces aquí? Vete. Eres la última persona con la que quiero hablar.

– Bueno, no tienes porque hablar, con que me escuches es suficiente. – le respondo sonriendo. ¿Porque sonrío? Supongo que para ocultar el miedo que le tengo. Sé que puede romperme la cara sin el más mínimo esfuerzo, y sé que no le faltan ganas…

Sigue mirándome con ojos asesinos, realmente me quiere matar.

Le aguanto la mirada, sin saber cómo reaccionar. Si me mira así no puedo hablar, en verdad le tengo miedo… Hasta que baja la mirada, suspira, dejando de lado esa máscara de odio, y de repente puedo ver todo lo que está sufriendo, todo el daño que le he hecho sin darme cuenta. Veo sufrimiento en sus ojos rojos, veo desolación en sus puños sangrantes, veo dolor en sus labios, que se ha partido de mordérselos. Y me siento fatal por, sin haber tenido intención, ser la causa de todo eso. ¿Cómo pueden los celos haberle llevado hasta tal extremo? ¿Cómo puede ser que, en solo cinco días que se conocen, sus sentimientos sean tan enormes como para haberle llevado a esto?

Minhyun, no sabes la suerte que tienes de tener a alguien que te quiere como él lo hace.

Tengo que arreglar esto, no puede ser que queriéndose como se quieren estos dos se la pasen peleados, por no decir que resulta molesto para los demás…

– Aron… – empiezo – Tenemos que hablar. Sé que no quieres ni verme pero yo si tengo muchas cosas que contarte, así que necesito que me escuches.

– Si lo que quieres es decirme que estás saliendo con Minhyun… no hace falta, ya me he dado cuenta.

Hay tanto dolor en su voz al pronunciar su nombre… Intento recordar si le ha llamado antes así. “Min” “Mi chico”, nunca “Minhyun”. Está renunciando a él, y le duele.

– No Aron, vengo a decirte que por más que lo parezca no hay nada entre nosotros.

– Sí, claro…

– Min es mi amigo, lo siento si ha parecido algo más. Somos próximos, si, pero nada más, solo como amigos.

No me cree, claro que no. Está cegado por los celos, confundido por el comportamiento de Minhyun. Ofuscado, negándose la única alegría después de tanto tiempo de sufrimiento.

– Sigues sin creerme ¿no?

– ¿Cómo voy a creerte? Os pasáis el día juntos, pasa de mi, os besasteis. ¿¡Como voy a creerte!?

– ¡No fue un beso! – insisto ya desesperado – De hecho apenas lo recuerdo, fue cuando yo estaba delirando por la fiebre que me dio una pastilla boca a boca. Yo no hubiese podido tragarla solo, me salvó la vida. ¿Hubieras preferido que muriera? – Y ahora es cuando me dice que si, y yo salgo corriendo.

– No, supongo que no…

Vale, lo supone, vamos bien…
No, claro que no hubiera preferido que muriera. Visto así, supongo que Minhyun hizo lo que debía…

JR me mira dudoso, tengo la sensación de que va a echar a correr en cualquier momento. Debe estar pensando que voy a romperle la cara. En realidad ahora mismo no me faltan ganas…

– De verdad que sólo somos amigos, no podría haber nada más. Te quiere demasiado.

Sí, claro. Ya veo como me lo ha estado demostrando estos días. Ignorándome. Una magnífica forma de demostrar que quieres a alguien. Y aunque sintiera algo por mí, está claro que le importa más JR. ¿Cómo espera el loco que me trague esa bola?

– ¿Sólo a mí? – le miro con ojos desafiantes.

– Sí – me aguanta la mirada, un poco tembloroso. – Aunque no me creas. Sólo a ti. Y tendrías que ver hasta qué punto. – Intenta convencerme con la mirada, sus ojos parecen sinceros pero no me creo sus palabras. ¿Por qué debería? Simples palabras no pueden compensar lo que he visto durante estos días. – Min está muy enamorado de ti. En serio. Te quiere tanto que le asustan sus propios sentimientos. Tal vez por eso ha estado comportándose tan extraño…  

– ¿Cómo pueden “asustarle” sus sentimientos? – eso se lo está inventando. ¿Cómo podría ser cierto? Vaya una estupidez. Cuando quieres a alguien, lo quieres y punto. ¿Cómo vas a tener miedo de eso?

– Eso tendrá que explicártelo él, a mí ni me lo ha contado ni yo alcanzo a comprenderlo. – eso no es una respuesta.

– No lo intentes, no vas a convencerme. He visto como te mira y reconozco su cara de enamorado.

– Dudo mucho que Min me mire con cara de enamorado…

– ¡Claro que lo hace! ¡Le conozco! ¡Ponía esos ojos cuando hablabais! Son los mismos ojos que me ponía a mí cuando le decía “te quiero”…

– Creo… Creo que sé a qué te refieres… – se ríe. ¡Encima le hace gracia! Lo que faltaba. – Y sólo se le queda esa sonrisa cuando habla de ti.

– ¿En… serio?

Se me escapa una sonrisa de bobo, pero me apresuro en borrarla de mi cara.  No, esto no puede ser cierto. Dudo, no debo dejarme engañar tan fácilmente. Seguro que miente.

Por otro lado… no entiendo lo que pretende JR. ¿Por qué debería convencerme de eso? O sea, si estuviera enamorado de Min no intentaría entregármelo, sino quitármelo, ¿no? Lo más normal sería que me dijera que están juntos y que Min le quiere a él y no a mí, y me pidiera que me quitara de en medio para que pudieran estar juntos, o algo así… Pero que intente convencerme de que me quiere no tiene lógica. ¿Qué sentido tiene todo esto si realmente están juntos? ¿Qué pretende?

¿Y si me está diciendo la verdad? Tal vez tiene razón, tal vez Min me quiere… ¿Puede ser? Mi chico… ¿sigue siendo mi chico? A lo mejor sí tiene una buena razón para haberme ignorado estos días, para haber estado tan raro. A lo mejor sólo debería preguntárselo, hablar con él. Confiar en él. Y en JR, que puede que sólo esté aquí para ayudar.

Vale, le daré una oportunidad. Le hablo en un tono más relajado.

– Siéntate, no te quedes ahí de pie – Se sorprende por mi tono de voz. Duda. Sigue preparado para salir corriendo, me mira con desconfianza. – En serio, no voy a hacerte nada. – Sigue sin creerme. ¿Tanto miedo doy? Supongo que romper paredes no me hace parecer demasiado pacífico… ¿Qué más puedo decirle para convencerle? – ¿Qué eres, un gatito asustado?

– ¿Miau?

Nos quedamos un segundo en silencio y luego estallamos en una sonora carcajada. Por primera vez nos reímos, ya no recordaba lo que era reír a sí. Esto me hace sentirme un poco mejor.

Al fin JR se sienta a mi lado y seguimos hablando. Me habla de Min, de las cosas que le contaba de mí, de sus charlas sobre teorías filosóficas, de cómo descubrieron que compartían esta afición. Y le creo, me parece sincero. Ahora me siento mal por haberle odiado tanto.

 

No, no estamos charlando amigablemente, no somos amigos, no es “relajado”, pero es menos tenso.

Realmente, ha sido un gran paso. Sigo teniéndole algo de miedo, sigo vigilando cada palabra que digo, sigo manteniéndome a una distancia prudencial, pero aun así, poder hablar con él es una gran mejora.

Le hablo sobre Min, sobre las largas horas en las que me hablaba de lo mucho que le quería. Le hablo sobre sus ojos de enamorado, brillantes cada vez que hablaba de él, y así, poco a poco, consigo convencerle de algo tan obvio como el amor que sienten el uno hacia el otro.

De todos modos sigo nervioso. ¿Por Aron? No exactamente. Por sus manos. Él parece no darse cuenta, pero tiene los nudillos despellejados, le sangran las manos y… y a mi la sangre…

Intento no mirar, pero sé que está ahí, y temo que en cualquier momento se me vaya la cabeza.

– Aron… yo… Te importa si…

– ¿Qué?

– Es que… puedo… te sangran las manos…

Baja la mirada, como si no hubiera reparado en eso.

– Vaya, tienes razón.

– ¿Como no te habías dado cuenta?

– Estoy tan acostumbrado a las heridas que ya ni siento el dolor. Osea, sí lo siento, pero ya es lo normal…

– ¿Me dejas vendarte eso? No quiero seguir viéndolo…

Asiente, y yo me doy cuenta de que no tengo vendas, están todas en el campamento. Sin siquiera pensarlo arranco un trozo de mi propia camiseta, de verdad no quiero seguir viendo eso. Prefiero ir desnudo que seguir viendo la sangre roja degotando por sus dedos…  

Sacudo la cabeza, limpio sus manos y las envuelvo torpemente en la tela vieja. Luego ya le pondremos un vendaje mejor, limpiándole las heridas, ahora solo es para no verlo, y para que no se desangre…
Pasan los minutos en un silencio inquietante, sin señales de Aron ni JR, por suerte tampoco parece que los guardias hayan oído todos los gritos, sería muy gafe por nuestra parte. Cuando ya empezaba a preocuparme seriamente por esos dos se oyen unos pasos que se acercan, espero que vuelvan los dos y no Aron arrastrando el cadáver de JR…

Finalmente aparecen los dos sanos y salvos y con una actitud más o menos cordial. O eso parece, al fijarme me doy cuenta que Aron lleva las manos envueltas en lo que parece ser un trozo de camiseta y está lleno de rastros de sangre ¿Que cojones ha pasado? No parece que haya pegado a JR, supongo que habrá recibido la pared o alguna pobre estantería.

Aun con estos pequeños detalles el alivio se nota en el ambiente, creo que no era el único que estaba preocupado por la integridad de nuestro loco. Bueno, menos esa, claro, debe estar decepcionada de que no le hayamos ahorrado trabajado matándonos entre nosotros.

Me propongo levantarme a buscar vendas decentes antes de que se le infecte la mano entera pero parece que a Aron no le importa demasiado el tema ahora mismo y se limita a plantarse delante de Minhyun y tenderle una mano.

– Ven, tenemos que hablar

Oh, es la frase maldita, el temido “tenemos que hablar” que nunca augura nada bueno. Minhyun le coge la mano indeciso, mirándome con cara de no tenerlo muy claro mientras se deja arrastrar por su… ¿novio? ¿ex-novio?

Vamos atontado, ¡Fighting!

¡Rubia! ¡Sé que me apoyas!

¡Ya verás como todo irá bien!

Vaya, eso espero…

No te preocupes, ¡lo conseguiré! ¡Haré lo que sea para recuperar a mi chico!

¡¡Tú puedes!!

Se van, se llevan un farolillo y desaparecen en la oscuridad cogidos de la mano, bueno, más bien con Aron arrastrando a Minhyun… ¿Conseguirán arreglarlo? ¿Al fin? ¿Se pelearán de nuevo? ¿Volverán aún más lisiados?

Espero que no…

Por si acaso expando mi mente y les sigo un rato, solo para asegurarme que no se matan. El enano sigue tirando de él, aun más lejos. Caminan en silencio.

El suave roce me despierta, el ligero pero electrizante toque sobre mis labios, los labios de Ren.

Abro los ojos al instante, y él también se separa, demasiado rápido. Me mira fijamente y sonríe, coqueto como un gatito, brillante como un rayo de sol, igual de cálido, igual de dulce.

– ¡No espíes! – me regaña articulando mucho cada sílaba. Sonrío, pero me pierdo entre el movimiento de sus perfectos labios de corazón…

Aun ni siquiera me he sentado, Minhyun y Aron ya han desaparecido en la oscuridad y Ren y Baekho de han perdido en su propio mundo azucarado de abrazos y besitos. Creo que necesito una novia. O una mascota…

Me siento junto a Lime, que parece la única realmente preocupada por salir de aquí, que ironía. Sentada en el suelo prueba las pilas que hemos encontrado en porras y linternas, para ver cuales encajan con cada cosa y cuales funcionan. Ayer ya estuvimos un rato con eso.

Cojo también una linterna para ayudarla, la  primera pila no funciona, voy a dejarla pero me detengo, la sostengo en mi mano, mirándola fijamente.

Fijamente… Vacío mi mente, busco mi poder y lo canalizo a la palma de mi mano. El pequeño cilindro se vuelve polvo. Vamos. Vamos, reacciona. Lo visualizo, con los ojos abiertos y cerrados, pero las diminutas virutas de metal no vuelven a unirse.

Al rato desisto, tiro el polvo y cojo otra pila del montón de gastadas. La desintegro y me concentro otra vez en juntar de nuevo las partículas. Siento la fuerza entre ellas, la fuerza que las mantenía unidas, cada vez más débil… más débil… hasta que desaparece por completo. ¡Eso es! tengo que conseguirlo antes de que desaparezca.

Lo pruebo una tercera vez, y una cuarta. Ahora las partículas se mueven, pero vuelve a destruirse al instante. Una sexta parece funcionar otra vez, y al fin a la séptima lo consigo. Sonrío y me guardo le pila en el bolsillo, para que me recuerde mi fuerza. Para recordar que puedo hacerlo, que no solo destruyo, también creo.

Aron me arrastra por la oscuridad de los almacenes y yo me dejo llevar. No me atrevo a decir nada, ni siquiera para quejarme de que me está apretando demasiado la mano y me duele. El ambiente es demasiado tenso, me dan ganas de salir corriendo. Pero quiero hablar con él, tengo que hacerlo, convencerlo de que no hay nada entre Jonghyun y yo.

No parece tan cabreado como cuando se ha marchado. No sé qué le habrá dicho Jonghyun pero parece que al menos lo ha calmado un poco. Eso espero.

¿Y qué voy a decirle yo? ¿Cómo se lo explico?

“Tenemos que hablar.” Que miedo me dan estas palabras. A lo mejor quiere dejarme. ¡No, no lo soportaría! No va a hacerlo, ¿verdad? La rubia me ha dicho que no me dejará, que me quiere demasiado, pero… no sé, le he hecho mucho daño…

Nos detenemos de golpe, ni siquiera me he fijado dónde me ha llevado. Me suelta de la mano y deja el farolillo en el suelo, en medio de los dos. Éste dibuja un círculo difuso de luz a nuestro alrededor.

Le miro a la cara, está serio, pensativo. Tengo que decir algo, convencerlo de que todo ha sido un malentendido, ¿pero qué le digo? Piensa, vamos, tienes que decir algo…

– Min…

– ¡Aron, escúchame! – le corto. – ¡No hay nada entre Jonghyun y yo! ¡Sólo somos amigos, de verdad! Hemos estado hablando mucho estos días porqué hemos descubierto que a ambos nos gusta la filosofía y hemos estado contrastando opiniones, y comentando éste y aquél filósofo y…

– Min.

– ¡Lo del beso fue un malentendido! Le di una pastilla, boca a boca, Jonghyun tenía fiebre y se estaba muriendo y yo no podía…

– ¡Min! ¡Cállate un momento! Y escúchame, ¿quieres?

Su voz ha sonado grave y fuerte. Me ha hecho estremecer. Ahora es cuando me dice que no quiere que le cuente historias, que no quiere saber nada más de mí, que me odia, que me deja, que… Vale, tengo que tranquilizarme y escucharle. Lo que tenga que ser será.

– Dime – me responde con un hilo de voz. Al fin parece un poco más sosegado.

– JR me ha contado lo de la pastilla, y lo de vuestras charlas. No estoy enfadado por eso. Sólo quiero saber por qué me has evitado estos días. ¿Ya no me quieres? Si es eso prefiero saberlo, porque tengo la sensación de estar haciendo el idiota.

No me digas que es eso, no me digas que es eso, no me digas que es eso…

– ¡NO! ¡No es eso! ¡Sí te quiero!

Ahora parece desesperado. Esto me deja un poco más tranquilo, pero no arregla el problema.

– ¿Entonces? Primero te acercas a mí, luego me ignoras, luego te vuelves a acercar… Me pegas porque te beso y luego eres tú el que me besa… ¡Pues yo ya no entiendo nada! ¿Es que quieres volverme loco?  

– No… lo siento… perdóname.

– No te he pedido una disculpa. Quiero una respuesta. – No responde. Vamos, Min, dime la verdad. ¿Qué rayos te pasa? Necesito saberlo. – Min… por favor…

– Lo siento… es que… no quería perderte… Todo ha ido muy rápido… – suspira pesadamente y duda. – Está bien, seré sincero contigo. Cuando te conocí enseguida me gustaste. Nunca pensé que fuera posible sentir algo tan fuerte por alguien que acabas de conocer. Eso me asustó, pero decidí dejarme llevar. Tú parecías sentir lo mismo, y a mí me gustaba sentir tu cariño, tu afecto… Pensé que seguramente lo que me gustaba de ti era que fueras tan atento conmigo. Mis padres nunca me han querido y yo llevaba dos años aquí encerrado, sin poder moverme y con maltratos constantes. Pensé que me había encariñado contigo porque eres la primera persona en la vida que parecía quererme, que me cuidaba… Y pensé que tú sentías por mí lo mismo, que al igual que yo también necesitabas cariño… Así que la situación nos convenía a ambos, supuse que cuando saliéramos de aquí cada cual seguiría su camino…

¿Qué? ¡No! ¿Pretende dejarme cuando salgamos? No, por favor, no puede hacerme esto. ¡Le necesito!

– Pero yo no…

– Me equivocaba. Cuando luchamos contra los guardias y tú desapareciste recorrió por mi mente la posibilidad de no volver a verte, de que hubieras muerto. Entonces me di cuenta de lo mucho que me importas, de cuánto llego a amarte – creo que acaba de darme un vuelco el corazón al oír esto. ¿Lo habrá notado? -Tuve miedo de tener que enfrentarme a una vida sin ti. Entendí que no te quería a mi lado porque necesitara tener a alguien sino porque realmente te amaba. Y tuve miedo de la intensidad de mis propios sentimientos. Y de los tuyos. De no saber qué era exactamente lo que tú sentías por mí. Me decías que me amabas, pero ¿hasta qué punto? Todo iba demasiado rápido. El día que me besaste, cuando Ren nos interrumpió… Deseaba tanto sentir tu cuerpo que no habría dudado ni un segundo a llegar hasta el final contigo; me enloqueces. Pero luego volvía a tener miedo. De que todo iba demasiado rápido, de que no podía ser que te enamoraras de mí tan de prisa. Llegué a pensar que a lo mejor sólo me querías por mi cuerpo, mi cariño… Que luego me dejarías.

JR tenía razón, Min tenía miedo de sus propios sentimientos. Algo que a mí me parecía tan estúpido, tan inverosímil. Pero es verdad. No es estúpido e inverosímil para mi chico. Ahora me siento un poco mal por no haberme dado cuenta. Esto le ha hecho sufrir, y yo he sido muy egoísta por pensar que era el único que lo pasaba mal. No le he dado lo que necesitaba para que se sintiera seguro a mi lado. Él no me lo ha puesto fácil para que yo me diera cuenta, pero es mi chico, debería haber notado algo, debería haber sido capaz de comprender mejor sus sentimientos.

– Min, no…

– Déjame terminar, por favor. Yo no soportaba la idea de perderte. Así que opté por distanciarme de ti. Pensé que si íbamos más despacio lo nuestro duraría más. Intentaba distanciarme, pero temía que eso te alejara demasiado y te necesitaba, y entonces volvía… Y creo que con eso sólo he conseguido marearnos tanto a ti como a mí… Cuando te golpee fue porque sabía que si no lo hacía luego no sería capaz de detenerte, porque mi cuerpo te deseaba demasiado. Te quiero, Aron, y por eso tengo miedo… No quiero perderte…

Es mi chico. El chico al que amo, el chico del que estoy perdidamente enamorado. El chico con el que quiero compartir la vida. Piensa demasiado y me vuelve loco pero lo hace por mí, por nosotros. Es muy tierno, y me gusta tal y como es.

Me acerco un poco a él y distingo entre la luz tenue sus ojos vidriosos. Pobre, lo ha pasado muy mal con sus miedos.

Aron se acerca a mí con ojos tiernos y me sonríe con ternura. Acaricia mis mejillas con sus dedos para secar las lágrimas que han conseguido escapar de mis ojos.

– Min, jamás me perderás, voy en serio contigo…

– ¿Cómo puedo estar seguro de eso?

– ¿Por qué debería mentirte?

– Mis padres lo hicieron. Ellos también decían que me querían. ¡Y me vendieron! No puedo confiar en nadie.

– ¡Yo no soy ellos! ¡Yo te quiero!

– A mí nunca me ha querido nadie. ¿Por qué deberías hacerlo tú? Me cuesta creer que alguien pueda llegar a amarme…

Me duele pronunciar estas palabras, pero es la verdad. Nunca me han amado, y creo que he llegado a acostumbrarme a la idea de no importarle a nadie.

– No sabes cuánto me duele oír que lo has pasado tan mal… Yo… ahora mismo no puedo demostrarte que te digo la verdad. No tengo forma de hacer que veas cuánto te quiero. Pero mírame a los ojos. Te amo. Nunca había amado tanto a nadie. Te prometo que nunca te dejaré. No puedo demostrarte ahora que no miento pero si me das la oportunidad poco a poco verás que no te engaño. Cree en mí, por favor…

– Aron…

– Min, te quiero más que cualquier cosa en el mundo. Daría mi vida por ti si fuera necesario… y no lo digo por decir, en la situación en la que estamos tengo muy claro que lo haría de verdad. No quiero sólo tu cariño, no eres sólo un capricho. Te amo con todo mi corazón, y lo sé desde la primera vez que te vi. ¿Me crees?

Le creo. Sí, le creo. No miente, lo sé, puedo leerlo en sus ojos. Aron me quiere. ¡Me quiere! No va a dejarme, volvemos a estar juntos. Y ahora sin dudas por mi parte. Confío en él, ciegamente. Me siento muy aliviado, muy seguro. Muy feliz.

– ¡Te creo!

Me lanzo a sus brazos y le beso en la boca con desesperación. Necesitaba tanto sentir estos labios sobre los míos, el sabor de su saliva, su lengua acariciando la mía. Le he echado tanto de menos.

Al fin nos separamos y él me susurra al lado del oído.

– Me ha hecho muy feliz saber que tú sientes lo mismo…

– Aron, te amo.

– Yo también te amo.

Nos sentamos al suelo y nos quedamos abrazados, con nuestros cuerpos pegados. Nos acariciamos suavemente y en silencio y nos damos algún beso esporádico.

No quiero irme de aquí, quiero quedarme con él para siempre. Con mi chico.

Sigo practicando mi nuevo poder, la mayoría de las veces no lo consigo, pero sé que puedo hacerlo y empiezo a identificar como.

Y de mientras recuerdo. Recuerdo a mamá, a la madre que perdí y que, empiezo a asumir, no volveré a ver nunca. Intento evocar su recuerdo, su cara sonriendo, sus palabras dulces, sus abrazos. El aroma de sus guisos, del jabón con que lavaba la ropa, de su champú. El brillo de sus ojos, de sus dientes siempre impecables, de sus labios cuando se arreglaba para papá y se ponía brillo…Y todo el rato vuelve a mí la misma imagen, la misma escena oscura y sangrienta. Su grito al intentar protegerme, sus últimas palabras, intentando alejarme, la sangre brotando de sus labios y de su pecho, la mancha oscura cada vez más grande, más roja, más oscura… La sangre…

De repente la voz de la tipa esa llama nuestra atención, sacándome muy a mi pesar de mi burbuja de felicidad ocupada solamente por mi novio, por sus labios, su voz…

– ¿JR? ¿Estás bien?

Nos giramos inmediatamente, alarmados por el tono de preocupación de su voz.

JR esta temblando, mierda, ¡¿le ha dado un ataque?! A su lado Lime solo le observa, desgraciadamente parece ser consciente de que tocarle ahora mismo podría ser una mala idea y se aleja ligeramente, que lastima.

Por suerte Baekho reacciona enseguida se levanta y se le acerca corriendo pero sin tocarle y, como las otras veces, le canta. Una canción sin letra, suave, cálida… y en pocos minutos nuestro loco reacciona, dejando de temblar y volviendo a mirar a su alrededor. Tsk, no sé qué haríamos sin mi chico.

– Lo siento… – se disculpa con un hilo de voz.

– No te preocupes – le sonrío volviéndome a sentar ya más relajado – hacia mucho que no te pasaba, además, teniendo a mi increíble novio ya no es un gran problema. ¿Verdad?

Este solo se sonroja con cara de atontado y de repente se ríe como una colegiala. Bien, me alegro de no ser el único que a veces parece una adolescente enamorada…

Dios, que mono que es ¿Se ha emocionado tanto por el piropo o por haberle llamado “mi novio”? Porque si es por eso se lo voy a llamar mucho más a menudo, me encanta.

“Mi novio” jeje, ha dicho “mi novio” jejejeeje que bien suena eso… jejejejeje

– Ejem…. – nos interrumpe JR. Joder, que cortarollos – Tardan mucho estos dos, ¿no?

La verdad es que tiene razón, no sé cuánto tiempo ha hace que se han ido, a mi se me ha pasado muy rápido pero bueno, estaba bien entretenido así que…

¿No estarán gritando y peleándose por alli verdad? O a lo mejor Aron le ha dejado y Minhyun esta rondando deprimido y le encuentran los guardias y…

Vale, Ren, contrólate, no seas catastrofista.

– La verdad es que si… oye, Baekho, cielo… ¿Puedes mirar a ver que hacen? Que no sea que tengamos que ir a por los cadáveres o algo…

Mi chico asiente, por suerte no me recrimina que hace unos momentos era yo el que le estaba diciendo que no les espiara… Y cierra los ojos con concentración, serio,  pero los abre enseguida con cara de susto.

– ¿Qué? ¿Qué pasa? ¿Están bien?

Todavía tarda unos segundos en contestar y cuando lo hace más que asustado parece… ¿avergonzado?

– …creo que hubiese preferido no ver eso…

– ¿Eso? … – ¿A qué se refiere? Por su tono no parece hablar de sangre y peleas…Entonces…si no están peleando… – Oh, dios, ¿ESO? No me digas que están teniendo una “apasionada reconciliación”

El asiente ligeramente y todos nos echamos a reír, dios mío, Minhyun que se quejaba de que iban muy rápido…me parece que las hormonas le han ganado al sentido común.

¡Tachaaan! Hasta aqui el capitulo de hoy 😉 ¿Tiene razon Ren sobre la “apasionada reconciliacion” del MinRon? Lo sabremos en el capitulo 23 jejeje~

Tanto si os ha gustado mucho como si hay algo que no os ha gustado dejad aunque sea un pequeño comentario, se agradecen un monton ❤

SHIROKO KUROKO AOIKO

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el julio 5, 2013 en ACTION, Others y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 13 comentarios.

  1. trinidad antilao

    Habra LEMON?.
    Yo quiero lemon, me alegro que ya no estén peleados.

    Por otra parte. Perdon por la demora, pero es que NO TENA INTERNET.

    Fue ORRIBLE, no saben lo que he tenido que hacer para pasar el tiempo, y para mi mala suerte, estuve enferma 2 días seguidos en cama con fiebre, incluso diría que estaba alucinando..

    El ´capi estuvo, super bien, me encanto, no me gustan que se peleen.
    Pobre baek, ojala no se traume jijijijiji.

    Bueeeeeeeeeno eso es todo(?), creo que si.
    Y mi frase celebre “a esperar hasta el próximo capi” (por fis, no tarden).

    • Hmmm…no lo se, puede que si 😛
      No te preocupes mujer! Buff, no teneri nternet…que duro…D:
      Nos alegramos mucho que ya estes bien, cuidate que tenemos poc@s lector@s, ¡¿que haremos si tu estas enferma?!

      Baek no se va a traumatizar, a ver, es un poco inocentón a veces y un poco tontito (con amor <3) pero no tanto 😉

      Muchas gracias por leer y comentar, nos alegramos mucho que te haya gustado! Esta vez DE VERDAD que intentaremos publicar la semana que viene sin falta ^^

  2. ¡¡Dedicado!! ¡¡Para mí!! ;_________; Qué ilusión me ha hecho ^__^

    Se han reconciliado, es genial 😀 La verdad es que no he entendido muy bien los miedos de Minhyun :S Qué manera de complicarse la vida, por favor ¬¬
    Pero me alegro por ellos.

    Me ha hecho mucha gracia leer a JR temblando y con el lomo arqueado y los pelos de punta como buen gatito que es, a punto de huir…. y aun así quedándose a arreglar las cosas. ¡¡PERO QUÉ MONÍSIMO, POR DIOS!! *___________*

    ¡Ah! Lime es mala, si yo lo sabía ¬¬

    En fin, muy bueno: espero el siguiente 😉

    • to pa ti, enterito (?) XDDD
      en realidad queríamos dedicarte el siguiente (tu sabes porque… ¿o aun no?) pero este tambien ha estado bien. ¡Aron al fin es feliz! (osea, masomenos, porque claro, siguen estando en peligro de muerte, siguen ahí metidos, sigue sin follar (?) XDDD pero si, es feliz) Minhyun es un amor pero a veces se come la cabeza de una manera… creo que ni Aoiko (quien le escribe) sigue su linea de pensamiento jeje
      JR, diciendo “miau” osea, MIAU! ¿SE TE OCURRE ALGO MÁS ORGÁSMICO??? SI ES QUE ES TAN PORNO, TAN ADORABLE, TAN VIOLABLE, TAAAAAAAAAAAAAAAAAAN… (nos tiramos horas fangirleando el “miau” y aun tenemos secuelas…)
      Así que te unes al club de los paranoicos anti Lime ¿eh? jejeje ¿cuantas sorpresas nos deparará Lime(también conocida como la maldita zorra)…? ¿talvez ninguna? XD
      intentaremos publicar el viernes, de momento se ve posible… jeje
      besos, abrazos y amor ❤ MIAU!

  3. ya extrañaba su fic, AL FINN c reonciliaron Aron y Minhyun \owo/
    Baekho me dio risa cuando c quedo como bobo cuando Ren le dijo novio y
    pobre, creo q c traumo xD ò
    quizas le dieron un idea para el y Ren ewê

    ojala puedan actualizar seguido, y como dijo Trinidad, a esperar el proximo cap owo/

    • Si, hemos tardado un poquito ^^’
      Jeje claro, Minhyun y Aron son un amor, lo que pasa es que Min piensa demasiado y Aron a veces va demasiado rápido, son un par de tontos pero ya habéis visto que se quieren un montón!

      Baekho a veces es adorable, ¿a que si? aunque a veces parezca un poco bobo ❤ Si, no creo que se traume, quien sabe que hará con todo lo que ha visto xD

      Muchas gracias por comentar, de verdad que intentaremos publicar mas seguido!

      Nos leemos 😉

  4. ahhh!!! me gusto mucho este capitulo sera que habra lemon??? hay ojala que si pobre baekho me estan pervirtiendo a mi muchacho jejjejej (ñee mentira) ya deseo leer el proximo capitulo *cara de pervertida*

    ADIOS *-*

  5. trinidad antilao

    Jejejeje soy yo de nuevo…..Queria ver si ustedes podrían hacer un 2min?……

    Por fis si?, lo que pasa es que no encuentro ni uno que tenga lemon (bueno si encuentro con lemon, pero no como lo hacen ustedes), solo encuentro de jongkey, me gusta esta pareja, pero no tanto como el 2min (los amo mucho, y mas con el video que saco con kyu y Henry mi futuro esposo…..Vieron el video?)

    Creo que me pase del tema….por fis hagan un 2min siiiiiiiiiii?

    Pasando a otro tema, me gusto su fondo de pantalla y mas las letras amarillas, azules y rojas, jijijijijiji, creo que me volvi mas pervertida de lo que era….Lamentablemente soy la única de mi grupo que le gusta el yaoi. Solo a una le he hablado del fic, le gusta, pero no se atreve a leerlo, dice que lo puede escuchar pero leerlo no, yo claro como buen amiga que soy le omito las partes del lemon, para no dejarla traumada…..Pero en fin, que se le puede hacer.

    Les repito, no tarden mucho por fa, su fic es el único que leo de nu’est, por mas que busque no aparece nada, pero nada de nada es super fomeeeee ToT …..Lo siento si involucre un poco de mi pero en verdad, estoy solaaaaaaaaaa, estoy de vacaciones y no tengo con quien hablar, y solo llevo 3 días, no se que me espera en una semana…..Creo que estare hablándole a las paredes, creo que me desahogue, me gusto el nombre “quiero preñar a aron”, yo también lo haría jijijijijiji….

    Si su universidad las deja hasta el próximo viernes, o hasta este viernes que se yo solo espero conti y porfa háganme ese favor siiiiiii? QUIERO LEMON, LEMON LEMON LEMON LEMON LEMON LEMON (lo se estoy necesitada)

    • Trini, te queremos, en serio ❤

      2min…tenemos como…bastantes a medias ^^' Esperamos que alguno pueda ver la luz proximamente (tenemos uno bastante avanzado pero que decidimos dejar hasta que terminaramos con Action, algun dia lo publicaremos) XDDDDD Es que tambien son una de nuestras parejas favoritas, aunque el Jongkey tambien nos encante…el 2min es especial ❤
      Taemin en trap sale precioso ❤
      (Kuroko: TAEMIN ESTA MUY PERFECTO, MUY MUY PERFECTO. Como siempre, vaya ❤ ❤ Y eso de futuro esposo…cuando se divorcie de mi muahahahaahahah e__e)

      Nos alegra que te haya gustado el fondo, el otro dia Kuro se aburria y decidio renovarlo, pronto queremos renovar la foto de portada (cuando tengamos tiempo y ganas xD) Es una putada estar sola en esto, realmente es dificil encontrar gente que le guste el yaoi en la escuela o entre tus amigos, pero bueno, mas vale una que nada no? Ya encontraras mas gente con el tiempo y sino siempre puedes agregarnos a facebook o nuestras cuentas personales de twitter (@crazy_yuiko2808 @kuraudia16 @Sachiko_Aoiko ) que aunque no es lo mismo… siempre puedes fangirlear con nosotras 😉
      Y conti…esperamos que este viernes (el 23 esta casi acabado jujujuju)

      Lemon…? Hmmm ya veremos, puede que si, puede que no… XDDDDDDD

      Hasta pronto! ❤

  6. Oh my God Sun!! cómo han podido dejarlo hasta allí!!
    Me presento, me dicen May, vivo en Chile n_n y… confieso que hasta ahora he sido lectora fantasma u.u (gomene u.u) de este hermoso, genial y maravilloso fanfic, lo encontré un día de casualidad en amor yaoi y comencé a leer y quedé demasiado metida, y lo sigo desde entonces, no suelo escribir mucho por lo general pero ya me he animado hacerlo y es que cómo no si es maravilloso de verdad me encanta, los espero siempre, también estoy leyendo otros fanfics de este blog, de verdad son buenas, sigan así! que desde ahora lees ecribiré lo prometo, FIGHTING!!

    • Nos alegramos mucho de que los lectores fantasma vayais saliendo a la luz, todo es mucho menos siniestro (?) No, en serio, a veces nos preguntamos si tenemos mas de 2 o 3 lectores xD ( u.u ) Asi que , mucho gusto May ^^
      Nos alegramos mucho que te haya gustado y todavia mas que hayas empezado a escribir! Si publicas algo pasanoslo! la verdad es que cuando empiezas le pillas el gustillo y no puedes parar jeje (nosotras no podemos, Shiroko la que menos, es una maquina xD) (Shiroko: ES UNA MALDITA OBSESION!)
      Asi que ya sabes, fighting y esperamos que te siga gustando y verte por aqui mas a menudo 😉

  7. Esta genial me lo he leído todo en un día ^^♡

  1. Pingback: ¡ACTION! | SHIROKOtoKUROKO

Responder a ShirokoToKuroko Fanfics Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: