Raíces


Ni siquiera me atrevo a ponerle categoria a esto… Ni siquiera sabia si sería legal publicar algo así (?) pero bueno, me he decidido y aquí va. 

Basado en el MV drama version “WOLF” de EXO. http://www.youtube.com/watch?v=nM0gJ8_cdOw (wulf! ulf! urf!) XDD

 

 

– Te perseguirán.

– Me esconderé.

– Te encontrarán.

– Huiré.

– ¿Y si te descubren?

– Huiré.

– No puedes huir de todo. No puedes huir de lo que eres.

Sus palabras resonaban en mi cabeza. Se equivocaba, si podía hacerlo. Por eso había dejado todo atrás.

Cuando llegué a la ciudad cambié todas mis costumbres. Yo cambié. Ropa nueva, colonia, tinte. Me duchaba a diario, me lavaba con jabones cuyo hedor hería mi olfato. Estaba decidido incluso a camuflar mi olor.

Conseguí un apartamento, conseguí una plaza en un instituto, conseguí un trabajo. Aprendí a vivir rodeado de humanos, aprendí a ser uno más de ellos, hasta que llegué a creérmelo. Llegué a creer que Kai, Tao y los demás eran mis “hermanos”, llegué a creer que la chica que me sonreía en el asiento de al lado podría algún día ser algo más que una desconocida, llegué a creer que solo era uno más.

Por eso el día en que ellos llegaron comprendí al fin las palabras de Kris. “No puedes huir de todo, no puedes huir de lo que eres”.

Podía huir del clan, podía huir de los protectores que nos entrenaban para luchar contra ellos a muerte. Pero no podía huir de mis amigos, no podía huir de mi “familia”. Por primera vez había echado raíces, y era incapaz de cortarlas.

Me encontré con ellos en pleno centro. Eran tres. Corrí por calles cada vez más estrechas, intentando darles esquinazo aunque sabía que eso era un disparate. ¿Escapar de ellos en una carrera? Debí haberme vuelto loco.

Loco no, débil, por no ser capaz de enfrentarme a ellos, por no ser capaz de cortar las raíces que había echado en tan poco tiempo.

Me alcanzaron. Sus garras se hundieron en mi brazo cuando me cogieron para detenerme. El golpe contra el suelo retumbó en todo mi cuerpo, saltaron hacia mí, con los colmillos por delante, y fue entonces cuando reaccioné. Tensé mis músculos, encendí mis ojos y me defendí a zarpazos y dentelladas.

Cuando al fin conseguí escapar tenía la ropa desgarrada y empapada en rojo, un colmillo suelto, un par de costillas rotas y un ojo que no conseguía abrir. Pero ellos no habían terminado mucho mejor, y mis heridas sanaban rápido.

Me refugié en el pequeño apartamento que había conseguido. Quemé toda mi ropa con mi sangre, las vendas y el apartamento entero, recogí mis cosas, borré mi rastro y corrí.

O eso es lo que debí hacer.

No fui capaz de quemar el que había sido mi hogar, no fui capaz de abandonar a mi nueva familia.

Me duché, lamí mis heridas como un gato apaleado hasta que se cerraron y recé a la tierra, al viento, al agua y al fuego para que no me encontraran.

Y seguí como si no hubiera pasado nada.

– ¡Hey Lu! – Me llamó Kai – ¿Qué te ha pasado? ¿Te has peleado con un gato?

Se río, y no era para menos, las profundas heridas del dia anterior ya solo parecian arañazos, y me reí con él.

– Peor, una valla.

– Que inútil…

Nos reímos, hicímos bromas y olvidamos el tema, como si no hubiese pasado nada.

Ignoré mi primer encuentro con ellos, igual que ignoré el segundo, el tercero, el cuarto y todos los que vinieron luego. Me creía fuerte protegido por mi familia. Me sentía intocable protegido por el amor. Me sentía seguro.

Pero en el fondo estaba inseguro, porque sabía que todo eso no era más que una ilusión.

Salía con los chicos, jugaba a básquet y a futbol con ellos y salíamos por las noches. A beber, a buscar chicas…

Kai me consiguió a mi chica, mi compañera de clase. Disfruté de sus citas, de charlar con ella, de verla sonreír y sonrojarse,  de sus caricias suaves y los besos que jamás debí haberme permitido.

Y de algún modo, era como si todo estuviera bien.

Pero cuando estaba solo tenía miedo. Estaba aterrado. Apenas si pasaba por mi casa. Cambiaba el jabón con el que me lavaba para que no pudieran ubicarme un olor en concreto, daba largos rodeos para llegar a casa, algunas noches ni siquiera iba allí. Estaba siempre alerta, atento a cada sombra, a cada rincón, a cada movimiento a mi alrededor. Empecé a entrenar de nuevo, aun más duro que cuando los protectores nos vigilaban. Apenas dormía, aunque me forzaba a ello, necesitaba estar más fuerte, necesitaba estar al cien por cien. Si les ganaba definitivamente dejarían de atormentarme. Si conseguía sacármelos de encima no tendría motivos para estar asustado.

Pero lo estaba, moría de miedo, sabía que en cuanto me despistase saltarían a mi cuello. Y las ojeras se marcaban cada día más profundas, las heridas se cerraban cada vez más lentamente. Cada vez ofrecía un aspecto más lamentable. Y les tenía a todos preocupado.

– Lu, das pena.

– Ya tiene más ojeras que Tao.

– ¿Te ha mordido un zombie?

Aunque los chicos se lo tomasen a broma sé que se preocupaban. Pero ¿Qué podia hacer? Nada, así que bromeaba también.

– Me has pillado, en realidad soy un zombie y he venido a mataros a todos… O a ganaros al básket.

Me reí, se ríeron, y seguimos jugando como si nada. Pero Kai me miraba preocupado, Tao no apartaba la vista de las vendas cada vez más abundantes, y Changyeol se la pasó preguntándome si necesitaba cualquier cosa.

– Sabes que puedes pedirnos lo que quieras. Lo que necesites.

Pero lo que necesitaba, era que ellos se fueran.

– ¿Estás bien Oppa? ¿Te pasa algo?

Con ella era aún peor, porque no podia bromear para desviar el tema, esperaba la verdad, una verdad que no podía contarle. Así que la distraje con besos y caricias, la llevé a su casa, y esa noche le hice sentir cosas que jamás había sentido antes.

En vez de cortar las raíces cada vez estaba echando más. Cada vez cavaba más hondo mi propia tumba.

La norma básica es no interferir con los humanos. No mostrarse ante ellos, no matarles, no hablar con ellos, no hacerse amigo suyo, no acostarse con ellos. Yo he infringido esa norma más veces de lo que parecería probable, pero jamás pensé que ellos lo harían también. Por eso me sentía seguro cuando no estaba solo, ni siquiera me paré a pensar que les estaba poniendo en peligro.

Cuando llegamos al parque y encontramos las pistas ocupadas mis amigos solo se quejaron, pero a mi se me heló la sangre. Ellos me querían, ellos me buscaban, y ya no querían esperar más, ya no les importaba que no estuviera solo.

Me tragué mi miedo, escondí muy hondo las ganas de salir corriendo y fingí ser más valiente de lo que soy. Más estúpido. Di un paso al frente, deteniéndoles cuando iban a acercarse a nosotros. Tenía que alejarles de los chicos, tenía que protegerlos. Que me llevasen, pero que no les tocaran. Así de hondas eran mis raíces.

Pero no conté con que no era el único que quería proteger a sus amigos, y todos y cada uno de los chicos se lanzaron a protegerme a mí.

De mis heridas debieron deducir que me metía en peleas callejeras, de mi actitud, que iba a pelear con esos desconocidos, pero no sabían nada más. No sabían absolutamente nada. Creían que podían ganar. Creían que podían contra ellos.

Y ellos, sabiéndose ganadores, saltaron sobre los chicos sin piedad.

Grité, viendo a mis amigos pelear contra esos monstruos, viéndoles sangrar. Me uní a ellos.

Por unos momentos pareció que podíamos ganar, podíamos mantenerles a ralla. Éramos más, y los chicos eran fuertes, para ser humanos.

Vi como dejaban inconsciente a Suho. Vi como mordían a Xiumin. Vi el pecho de Lay abierto por profundos surcos rojos. Vi a Chen gritar asustado ante sus ojos rojos, y a Baekhyun salir por patas temblando. D.O, Changyeol, Tao, Kai. Todos heridos.

Y ya no me importó nada. Encendí mis ojos rojos y salté a por ellos, preso de la furia, la desesperación, el dolor.

Luchaba una batalla que sabía que había perdido. No porque ellos fueran a matarme, sino porque la lucha ya no solo me implicaba a mí.

Abatí a uno, desgarré el costado de un segundo, y arranqué el tercero de Kai, Tao y Chen, con quienes peleaba.

Les maté, pero no vencí.

Aún con los ojos rojos, garras y colmillos sentí una mano sobre mi brazo, y por acto reflejo ataqué. No me di cuenta hasta que D.O gritó, aplastado contra el suelo.

Había matado a mis enemigos, y había perdido a mis amigos.

Kai me golpeó, furioso, y ayudó a cargar con D.O. cuando se fueron todos. Vivos, pero heridos, ensangrentados, con unas heridas en la memória que jamás hubieran tenido si yo no me hubiera metido en sus vidas, si yo no me hubiera aferrado a ellas. Changyeol y Tao fueron los últimos en irse. En los ojos del primero había miedo, en los del segundo terror.

Me desmoroné, llorando mi suerte hecho una bola.

“Los humanos solo traen problemas, los sentimientos solo traen derrotas”

– Tendría que haber huido. Tendría que haberme ido…

“No os permitáis sentir, no os permitáis querer, porque solo lleva al fracaso”

– Nunca debí haber pensado que esto podía funcionar.

Y cuando pensaba que no me quedaba nada por perder la vi a ella, observándome desde la entrada. Por sus ojos asustados y su cuerpo rígido no acababa de llegar. Lo había visto todo.

– ¿Quién eres? – Me preguntó temblando – ¿Qué eres?

 

 

SHIROKO

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el julio 16, 2013 en Others y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. trinidad antilao

    SIII ME ENCANTA EXO SI SI SI

    PERO QUIE ES ESA TIPA HA?

    COMO QUE MI LU ESTA CON ELLA? T^T

    Y QUIEN ES ELLA?….

    ejem ejem….Bueno después de desquitarme, me gusto mucho amo a exo los amo los amo.

    Pobre lu, me da penita, pobrecito el solo los quería proteger buaaaaaaa TOT.

    Por que tanta maldad contra el.snif no snif se lo snif merece

    Tiene conti cierto?

    Y me despido con esto, que estén bien.

    • XDDDD no se quien es ella, NO SE PORQUE ESTÁ CON LU. ¡APARTA LAS MANOS ZORRA! XDDD solo seguí el MV, y… respeto a la segunda parte… me gustaría hacerla, me ENCANTARIA hacerla, pero… ¿y si sale segunda parte del video? en teoria pone “continuará…” entonces me espero y hago lo mismo con la segunda parte pero… ¿y si sale en un año? ¿o dos? ¡YO QUIERO ESCRIBIR!!!!
      y eso, que no sé que hacer XDDD
      me alegro de que te gustase ❤

      shiroko

  2. Es tan apegada al video. ¡Me encanta! No diré más.

  3. Yo quiero conti T^T está hermoso y la segunda parte ya salió T^T

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: