Ámame Profe. 2: Un regalo triste


banner AP 2

 

 

Categoria: fanfic yaoi

Personajes: NU’EST (grupo kpop)

Pairing: BaekRen (Baekho x Ren)

 

Se acercaba navidad y Baekho puso a los niños a pintar dibujos de Santa Claus, árboles de navidad y bolas rojas.

– ¡Profeee!!!! Minseok me ha roto mi dibujooooo!!!

– ¡Cállate chivata!

– A ver, a ver. – se acercó corriendo – Minseok, pídele perdón a Joori.

– No, es tonta.

– Tonto tu. Ya no quiero casarme contigo.

– Pues mejor. No te soporto.

– Minseok, o le pides perdón o te irás a pintar en la clase de al lado con los mayores.

– ¡Noooo!!!

– Pues pídele perdón.

– Lo sieeeento…

la niña le giró la cara sin responder.

– Joori, tienes que aceptar sus disculpas. Le respondes perdón y le das la mano. Y yo te traigo otro papel para hacer otro dibujo ¿vale?

– Vale. Te perdono. – y se dieron la mano. – pero sigo sin querer casarme contigo.

El niño le sacó la lengua, pero ella le ignoró y la cosa no fue más allá. “Menos mal” pensó Baekho.

Se giró al oír a un niño sorbiéndose los mocos. Había ruido, pero sus oídos ya estaban preparados para seleccionar las cosas importantes y en esa época había muchos resfriados. Se acercó armado con los kleenex. Era Minki.

– Minki, ¿tienes moquitos?

El niño negó, apartando la mirada.

No estaba resfriado. Lloraba.

¿Que clase de niño de cuatro años (bueno, ya tenía cinco) lloraba en silencio?

– Eh, eh, ¿que pasa? – le cogió por los hombros, apartándole el pelo de la cara. – ¿te encuentras mal?

– No…

– Está llorando.

– Minki es una neenaa…

– Jajajaja

– Ya, seguid dibujando.

Se lo llevó de allí, al lavabo junto a la clase a falta de un sitio mejor. Le ayudó a lavarse la cara y le limpió los mocos (que si tenía).

– ¿Que te pasa Minki?

– Nada…

– Quieres que llame a tus padres?

– No…

– Pueden venir a buscarte…

– No. No quiero.

– Bueno… – Seguía llorando. – ¿Quieres que me quede aquí contigo?

Asintió. Y Baekho le abrazó y le acunó mientras lloraba.

A veces se sentía como un padre. No terminaba de gustarle la sensación. No con Minki. Y un así era tan tierno… Le acarició el cabello, tan suave, incluso se decidió a cantar para él.

Terminó durmiéndose.

Le dejó en la sala de profesores, con su chaqueta como manta, y le pidió a la maestra que había allí, la de cuarto de primaria, que le avisara si despertaba.

Volvió con sus niños, pero no pudo quitarse de la cabeza a Minki. ¿Por qué lloraría?

Cuando despertó la maestra lo trajo. No quería estar en clase con los demás y se quedaba en un rincón, pero tampoco quería que llamaran a sus padres. Baekho se moría por estar con él y intentar animarle, peor no podía descuidar al resto de los niños, no todo el rato.

Les reunió a todos para leerles un cuento, y obligó a Minki a sentarse en su regazo, ya que así el niño parecía más calmado. Este se acurrucó como un gatito entre sus piernas, y unos cuantos niños más fueron también a sentarse casi sobre él. Les contó la historia lo mejor que supo, haciéndoles reír y asustarse cuando era necesario, consiguió terminarla cuando solo faltaban quince minutos para la hora. Pasó un rato más preguntándoles cosas sobre lo que habían leído para ver que habían aprendido, y pronto ya empezaron a llegar los primeros padres.

Como siempre, los de Minki los últimos.

Mientras esperaba, y como sabía que iba para largo, empezó a colgar de las paredes los adornos que habían hecho los niños, y Minki le ayudó.

– ¿Lo pongo aquí?

El niño negó con la cabeza, y Baekho movió el arbolito un poco a la derecha.

– ¿Aquí?

Negó.

– ¿Aquí?

Negó.

– Ash… ¿dónde lo pongo pues?

Minki estiró los bracitos, y él lo comprendió y le aupó, dándole el árbol. El niño lo puso en la pared, donde le gustaba, y Baekho lo pegó con una chincheta al corcho.

– Venga, tráeme otro. – le pidió dejándole en el suelo.

Se lo trajo y volvió a auparle para que lo pusiera él. Estuvieron decorando el aula por lo menos durante veinte minutos, Baekho le hacía bromas para que riera y al cabo de un rato funcionó. El orgullo que sintió de haber sido capaz de hacerle reír solo era comparable a la ternura que le causaba su sonrisa.

Hasta que finalmente le vinieron a buscar. Fue su madre esa vez. Cuando la vio Minki se abrazó a las piernas de Baekho y se escondió detrás suyo.

– Minki… – le llamó su madre.

– No, no quiero.

Baekho no comprendía que estaba sucediendo, la mujer le lanzó una mirada de disculpa y se acercó.

– Vamos cielo.

– No quiero ir a casa. Quiero ir con papá.

Su madre suspiró, triste, y se agacho a su lado.

– ¿No quieres estar conmigo?

– Si, los dos.

– Pero los dos no puede ser cielo…

– No quiero. Yo quiero a los dos.

– ¿Os separáis?

Ella levantó la mirada a Baekho, se puso en pie y sonrió algo avergonzada, triste.

– Si, hace tiempo que lo decidimos, pero se lo dijimos ayer a los niños. – suspiró – Ellos no pueden verlo ahora, pero es lo mejor. Ahora las cosas empezarán a ir mejor…

– ¡No! ¡No! ¡No! Yo quiero que papá vuelva a casa. ¡Quiero que vuelva!

– Minki… podrás ir a verle cuando quieras, todos los fines de semana. Será como tener dos casas, con dos habitaciones. ¿Eh?

– No.

Se aferraba a las piernas de Baekho, enterrando la cabeza para esconderse.

– Eh Minki. – le llamó. – ¿Es que se esconden los niños valientes?

– No… – respondió sorbiéndose las lágrimas.

– Claro que no. – sonrió – Los niños valientes no lloran. Y van a casa cuando se lo dice su mamá.

– Pero yo quiero estar con los dos…

– Pero vas a seguir viéndoles. Siguen queriéndote mucho y podrás estar con ellos cuando tu quieras. Solo que en casas diferentes.

Seguía con ganas de llorar, pero ya no berreaba. Miro a su madre, le tendió sus bracitos y la abrazó.

– Vale…

– Gracias.

Se fueron, pero antes de salir de la clase Minki se soltó de su madre y regresó con él. Le tendió los brazos y Baekho se agachó a su lado.

– Adiós Profe.

Le abrazó y le dio un beso en la mejilla. Se fue corriendo tras su madre, dejando a Baekho pasmado y con una sonrisa de estúpido impresa en su cara.

“Demasiado tierno…”

 

 

 

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el octubre 29, 2013 en Ámame profe y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Mucha azúcar para mis venas xDD DEMASIADA AZÚCAR PARA MIS VENAS.
    -Vomita diamantina- Pero ha sido lindo, sí, me gusta, me gusta. Continuaré.

  2. wau que tiernooo…. renie es tan adorable sea cchico o grande suerte chicas….saranghae

  3. O dios ahora mismo me cortan las venas y solo saldrian corazones de colores y arcoiris. ^^♡

  1. Pingback: Ámame profe | SHIROKOtoKUROKO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: