Ámame Profe. 5: Que confusión tan tonta…


banner AP 5

Categoria: fanfic yaoi

Personajes: NU’EST (grupo kpop)

Pairing: BaekRen (Baekho x Ren)

Se paseaba por la clase, controlando.

– Va Mincheol, termina el ejercicio.

El niño se enderezó y siguió repasando las líneas de la libreta. Estaban aprendiendo a escribir.

– ¡Profe! ¡Profe! No pinta el lápiz!

– Oh, es que hay que hacerle punta. Mira. Así. ¿Lo haces tu?

– … – lo intentó, y se le rompió cuando ya la tenía – ¡Buaaah! ¡Se ha rotooo!!!

– Va, no pasa nada, mira, lo hago yo. ¿Ves? Ya está, ya pinta.

– ¡Acias!

Estaba seguro, segurísimo, que esa niña conseguiría volverle sordo. Por más mona que fuera.

– Profeeee… He terminado…

– Muy bien. ¿Quieres hacer la página siguiente? ¿Dibujar?

– Dibujar.

– ¡Yo también quiero dibujar, profe!

– No, no, tienes que terminar el ejercicio primero, HyunSoo lo hace porque ha terminado.

– Jooo…

– Profe…

¿Que? ¿Que hacía allí es voz?

Efectivamente, estaba ahí, junto al umbral de la puerta.

– ¡Minki! Vuelve a tu clase.

– Este sábado es mi cumple. ¿vendrás?

Le brillaban los ojos. “tiene unos ojos preciosos…”

– Claro, claro, pero vuelve a clase.

Sonrió y desapareció igual que había venido. ¿Le dejaban salir de clase así como así???

– ¡Profe! ¡También es mi cumple!

– ¡Y el mío!

– ¡El mío también!

Ya les había perdido.

– Si, si, cuando toque los celebraremos todos. Ahora escribir, tenéis que aprenderos todas las vocales ¿eh?

– ¡Shiiii!!!!

Definitivamente, terminaría sordo.

Al salir y acompañarles a casa le pareció que JR estaba un poco serio, pero no le hizo mucho caso, cuando al día siguiente parecía igual de molesto ya empezó a preocuparse.

– ¿Pasa algo JR?

El niño le miró unos segundos (¿con odio? No podía ni creérselo ¿Que había hecho?) luego bajó la mirada y siguió como si nada.

– No, estoy bien.

– Vale…

Si seguía igual al día siguiente insistiría, pero esa tarde no. Les dejó en casa y se fue enseguida, Hongbin tenía fiesta del trabajo y habían quedado todo el grupo.

– Ah, me duele absolutamente todo…

– ¿Has trabajado mucho hoy Jongin?

– Bueno… Esta noche me he trabajado bien a un tío ¿cuenta eso?

– Joder, no presumas encima.

– ¿Que pasa? ¿Ya no puedo ligar?

– Es frustrante que tu estés con alguien tres veces a la semana y yo no me coma un rosco.

– Va, Kyungsoo, no te quejes, que con lo mono que eres no me creo que no se te acerque nadie.

– Va, no me vaciles.

Y se reían, en realidad siempre era igual.

– Bueno, aquí el que se lleva la palma es Baekho, ¿cuánto hace que no follas?

– Cállate.

– Desde que está con los niños esos…

– En serio, cóbrales por hacerles de canguro o algo ¿no?

– ¿Cómo voy a cobrarles? No les hago de canguro, paso rato con ellos porque quiero.

De repente Wonsik se paró frente a él y le cogió por los hombros.

– Tío, si te casas nos avisarás antes ¿verdad?

– ¡¿Eeeeeh?! ¿con quien quieres que me case?

– Con el perro, no te jode.

– ¿Cuantos años tiene?

– ¿El perro?

– La madre, ¡idiota!

– ¿Cuándo te has pasado de acera?

– ¡Ah! callaos todos.

Siguieron burlándose, pero no les hizo caso. En el escaparate de una tienda vio un peluche del robotito de Tazz, la peli esa que habían ido a ver.

– Un segundo.

Llamó a Sunyoung primero para asegurarse, con la de veces que lo había pedido el niño igual ella había pensado lo mismo. Pero no. Entro a la tienda de inmediato y a los cinco minutos ya volvía a estar fuera con el peluche envuelto para regalárselo.

– Le hemos perdido, ya es definitivo.

– Jajaja.

– Bueno, espero que nos invites a la boda…

– ¿Que boda? ¡Pesaos!

La fiesta del sábado fue genial. Para Minki. O si más no parecía pasárselo en grande.

Estaban algunos amigos de clase, con sus padres o madres respectivos, algunos familiares también, y su padre. Baekho desentonaba de lo que más.

No se lo pasó mal, jugando con los niños y viéndoles reír, era como volver a tenerles en clase. Minki se había puesto a saltar emocionado con su regalo. Se había puesto una cinta roja en la cabeza y había cogido la muñequera con el cristal de juguete de su hermano e iba diciendo que era Tazz.

Comió pastel de chocolate y chucherías, se tomó una taza de té e inventó juegos para los niños, y luego cuando la gente ya empezó a irse se quedó un rato más porque Minki quería enseñarle todos sus regalos.

– JR dice que vas a casarte con mi mamá.

“¿QUE QUEEE???”

– Nononono que va.

– ¿No?

Ay dios.

– No. – intentaba parecer calmado, pero no entendía nada – ¿De donde ha sacado eso?

Minki se encogió de hombros.

– No se, lo dijo.

Espera, ¿Por eso JR hacía días que estaba como enfadado? Pues vaya. ¿Por qué pensaba eso? Aunque de repente se acordó de las burlas de sus amigos. Ellos también lo pensaban. ¿Por qué? ¿Tanto daba esa impresión? Igual si, claro, era lo más lógico de pensar. Aunque él fuera más joven solo se llevaban siete años, se había separado. ¿Por qué estaría él allí si no?

Su cerebro procesaba a la velocidad de la luz. De repente comprendía el saludo frío del padre de Minki, las miradas de las amigas de su madre, sus sonrisas coquetas.

Pues claro que esa era la impresión que daba.

¡Ahhhhh!!!!

Gritaba mentalmente mientras seguía admirando los juguetes nuevos de Minki.

“¡Serás subnormal! ¿Y ahora que le dices a Sunyoung?” ¿Y si ella le “correspondía”? tendría que empezar por explicarle que le gustaban los tíos. Para no ofenderla. (¿Si fuese hetero se habría fijado en ella?). Lo primero que haría sería alejarlo de sus hijos. Seguro. “¡DIOOOOOOS!!!”

“Menudo lio…”

Quería hablar con JR y decirle que no tenía intención de casarse con su madre ni de sustituir a su padre ni nada. (“Aunque en parte ya lo estas haciendo…”) Pero sabía que tenía que hablar con Sunyoung primero y aclararlo. Su hablaba con el crío llegaría a oídos de su madre, y bueno, primero quería saber si era cosa solo del niño o si ella…

“¿Y si siente algo por mi? ¿Y si se me ha enamorado? Ay madre…”

Ella estaba en la cocina, guardando los restos de comida y separando toda la basura.

– Te ayudo.

Ella se giró, y sonrió.

“¡Mierda!”

Sonrió también y se puso con ella a fregar los cubiertos de la merienda. Habían utilizado platos de plástico, pero los tenedores y cucharitas de plástico se rompían y al final habían sacado los de verdad.

Pero no importaba, ¿Que más daban los cubiertos? Por dios… tenía algo más importante que aclarar…

¿Y como se lo decía?

“Oye, me han dicho los niños que si quería casarme contigo, les he dicho que no, espero que no te importe”

“¡diooooos!!!”

Ni idea, estaba completamente en blanco.

– Ha sido una fiesta bonita. – dijo ella al final.

– Si…

– Los niños se lo han pasado muy bien. Gracias por venir.

– Faltaría más. – y le sonreía. “¿Porque sonríes idiota???”

Interiormente se estaba machacando a ostias, pero eso tampoco le ayudaba a encontrar una forma de sacar el tema.

Y con esas, terminaron con los cubiertos.

– Bueno, esto ya está…

– ¿Eh?

Y ella se reía.

– Nada, que hemos terminado.

– Si, claro…

– ¿Pasa algo?

– No, nada… – “no, claro que no pasa nada, faltaría más, ¿que podría pasar?” – bueno, será mejor que me vaya ya. ¿Me llevo las bolsas?

La sonrisa se fue de su cara. “¿Como es todo tan obvio ahora?” pero enseguida se recompuso. Miro las bolsas de basura e hizo una mueca.

– Si, me harías un favor.

Y se rió.

– Ok, subo a despedirme de los niños y me lo llevo.

Salió corriendo.

“¡NO SE LO HAS DICHO SUBNORMAAAAAL!!!!”

“Bueno, hablaré con JR primero…”

“Que forma tan estúpida de no arreglar nada” “bueno, tampoco he arruinado nada…”

Tenía ganas de destrozar algo.

– JR. Me marcho ya.

Ni siquiera le miró.

– Ok.

“Tienes que hacer algo, tienes que hacer algo…”

Se acercó, dudando.

– Oye, JR… Tu hermano me ha dicho lo que piensas de… de tu madre y yo… – eso era tan extraño… El niño levantó la cabeza a mirarle, más interesado. – No se que opina tu madre al respecto, pero yo no tengo intención de casarme con ella.

Que fácil era todo con él.

– Oh… yo pensaba…

– Respeto mucho a tu madre y la quiero mucho, pero como a vosotros, no os la voy a quitar ni voy a intentar ser vuestro padre.

– Bueno… – Jonghyun bajaba la mirada al cómic que leía, avergonzado. – No es eso… Serías un buen padre… Nos cuidas. Pero… ya tenemos un padre.

– Lo se, no pasa nada.

Le sonrió y le acarició el pelo. Y el niño le abrazó.

– Lo siento. No tenía que enfadarme por eso.

Baek se rió.

– Está bien, jeje. Bueno, voy a decirle adiós a tu hermano. Nos vemos el lunes.

– Si. Adiós Hyung.

“Hyung”

“Jeje”

Minki jugaba con los juguetes nuevos. Se entestó en acompañar a Baekho hasta la puerta y le dio un beso y un abrazo como hacía siempre.

Le despidió desde la puerta, agitando sus manitas pequeñas. Detrás de él, su madre sonreía y decía adiós también, agachada y abrazada al niño.

Se prometió a si mismo que hablaría con ella y lo aclararía.

“Algún día…”

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el noviembre 2, 2013 en Ámame profe y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: