Ámame Profe. 19: Hermanos.


banner AP 19

 

 

Categoria: fanfic yaoi

Personajes: NU’EST (grupo kpop)

Pairing principal: BaekRen (Baekho x Ren)

 

 

– ¡Hyun! – Minki entró en su habitación y se tiró sobre la cama. – ¿Hablas con tu novia?

Se giró un momento a mirarle, pero siguió centrado en la pantalla.

– Si, y terminando un trabajo.

– Ah…  Eso no suena tan bien.

– Ya – sonrió y le miró de nuevo. – ¿Que querías?

No era raro que entrase a su habitación cuando no tenía nada que hacer, pero notaba que quería decirle algo.

– Em… ¿Cómo le dices a una chica que no quieres que sea su novia?

Ahora si se giró a mirarle interesado.

– ¿Te han pedido para salir?

– Si…

– Pues dile solo que no quieres, no hay más.

– Ya lo hice, pero me pegó.

– ¿Se te ha declarado Joori?

Se reía imaginándose la escena, esa niña abultaba el doble que su hermano y llevaba años detrás suyo, desde la guardería. “Pobre niña…”

– No te rías, me ha hecho daño.

– ¿Pero porque te ha pegado? Se lo habrás dicho mal.

– No, le he dicho que no podía porque ya tenía novio, me ha dicho que era mentira y me ha pegado.

– ¿Tienes novio?

– Baekho.

Abrió los ojos como platos. Una cosa era imaginarse que algún día pasaría, otra muy diferente era saber que estaba pasando. “¡¡¡Pero si es un crio aún!!!”

– ¿Baekho es tu novio?

– Bueno, lo será.

“Vale, aún no…” “buf…”

– ¿Y él sabe que lo será?

– No es consciente aún, pero…

– Ok, déjalo.

Ya se conocía ese rollo, llevaba oyéndolo desde hacía años…

– Oye Minki. ¿De verdad te gusta?

– Si. – ni siquiera dudaba, verle tan serio le asustaba un poco… “Grima, da grima”.

– Me refiero a… no es solo que sea mayor que tu, también es un tío, y eso es… raro.

– ¿Por qué?

– Pues porque no es normal. Lo normal es que los hombres se casen con mujeres.

– Ya sé eso, pero tampoco es tan raro. Baekho sale con hombres, Minhyun y Zitao son gays también, no es tan raro.

– Bueno, pero ¿eres gay tu?

– Supongo, no se.

– ¿Cómo que no lo sabes?

– ¿Importa? Me gusta Baekho, eso es todo.

– Supongo que no…

Intentó no romperse mucho el coco con eso. Tenía un trabajo que terminar. “Dios, como mamá se entere… Esto se va a liar…”

– Hyun. – le llamó de nuevo – Gyuna y tu habéis… Eso. Sexo.

Se giró nervioso, también sonrojado, para que negarlo.

– ¿Eh? – Si, lo había oído bien, y Mink esperaba una respuesta – No.

– ¿No? – Parecía sorprendido.

– No. Tampoco hace tanto que salimos. – La conversación se estaba volviendo algo incómoda – va, que tengo que terminar el trabajo, ¿no tienes nada que hacer?

– ¿Pero si tu no has hecho nada quien me lo va a explicar a mi? Necesito estar preparado…

“¿¿¿¡¡¡PREPARADO PARA QUE SI TIENES ONCE AÑOS!!!???”

Tubo que hacer un gran esfuerzo mental para no gritarle y que subiera mamá.

– Minki… Eres muy pequeño aún para preocuparte por eso ¿no?

Se encogió de hombros, tumbado sobre la cama, con esa camiseta ancha. “¿Será de Baekho? Creo habérsela visto puesta…”. Estaba muy delgado, pero ya empezaba a pegar el estirón, ya no era tan renacuajo como hacía apenas unos meses. “Igual no es tan pequeño ya…”

– Bueno, no se… pero tengo que saberlo ¿no?

– Mmm… de todos modos si te gusta un tío yo no soy la persona más adecuada para hablarte de eso… – “ni quiero hacerlo.”

– No se lo puedo preguntar a Baekho – “aunque sería una forma de sacar el tema…” pensó Minki dejándose caer sobre la cama y mirando al techo. – ¿Quien si no?

– Se me ocurren un par de personas…

 

 

– ¿Que? – le gritó Minhyun durante el recreo – No, de eso nada, no voy a tener una charla sobre sexo gay con tu hermano.

– Vamos, solo cuatro cosas, para que deje de dar la lata… si lo que quiero de verdad es que se quite la idea de la cabeza.

– JR, no, no voy a hacerlo, sería demasiado violento.

– Y entonces que, ¿se lo pido a Tao? 

– Pues vale.

– Venga Min, porfa…

Pegó otro mordisco al bocadillo, enojado, Sanghyuk y Zitao ya volvían de la fuente.

– Pero a ver, ¿Que es lo que quieres que le diga?

– Nada, solo que sepa que estás allí si quiere preguntarte algo…

– Pero si ya te tiene a ti, y a Baekho.

– Pero no es lo mismo, ya sabes que te quiere mucho…

– ¿Que os pasa? – preguntó Hyuk sentándose a sus pies en el suelo. Tao fue a sentarse en el banco al lado de Minhyun.

– Quiere que le haga clases sobre sexo gay a su hermano.

– Oye, tampoco es eso.

– ¿Tu hermano también?

– Jajaja que mono.

– Bah, déjalo, no voy a pedirte nada más…

– Pero JR, es que sería demasiado violento.

– Si tampoco quero que le digas nada en particular, solo que vengas a casa y si tiene alguna pregunta…

– Es que conozco a Minki, tendrá preguntas y no serán agradables de responder.

– Ya…

– Oye, yo eso quiero verlo. – intervino Tao.

– Tiene pinta de ser muy épico. – Asintió Hyuk.

– Va, nos venimos todos y que pregunte.

JR les fulminó con la mirada, Minhyun más aún.

Esa misma tarde estaban los tres en su casa pidiéndole comida.

– No, si encima tendré que invitaros a merendar. Gorrones.

– Oye, encima de que te ayudamos.

– ¿Y dónde está?

– Habrá pasado por la primaria a ver a Baekho.

– Jo, está colgado de verdad ¿eh? – “Ni que lo digas Hyuk, ni que lo digas” pensó JR sirviendo vasos de chocolate.

– Pues yo no lo entiendo, – Tao se dejó caer en el sofá cruzando las piernas – osea, vale que Baek está muy bueno y tal, yo me lo tiraba, pero ¿cuantos años se llevan?

– Dieciocho, – respondió JR con un suspiro – cada vez que lo cuento parecen ser más.

– Pero… – Hyuk le miraba horrorizado – esto es… bueno… como mínimo ilegal.

– Si no hace nada no.

– Ya pero…

– A ver, – intervino Minhyun – ¿como se llama la actriz esa que te gusta a ti Hyuk?

– ¿Yunjee?

– Si, esa, tiene treinta años.

– Pero es diferente.

– ¿En que?

– Exacto, – saltó JR – lo que le pasa a mi hermano es eso, que su “amor platónico” que debería haber sido una estrella de cine inalcanzable, está a su alcance.

– Pues ya se le pasará. – resolvió simple Sanghyuk. Como si fuera tan fácil…

– ¿Si? – Se preguntó JR – Yo no estoy tan seguro.

– Lleva así desde los… ¿seis años?

– Desde que le conoció, cuatro.

– Pfff…

Siguieron charlando ellos hasta que llegó Minki, no mucho más tarde.

– ¡Hey! – les saludó – ¿Estáis todos aquí?

– Si – “obvio” – ¿Que tal el cole?

– Bien Hyun. – fue corriendo hacia ellos, tirando la mochila en el suelo. – Oh, ¡yo también quiero chocolate!

– Pues ve y cógete un vaso.

Le sacó la lengua antes de irse corriendo a la cocina.

– Jo, estoy nervioso, – se quejó Min – ahora no se como sacar el tema.

– No lo saques, es solo si él te pregunta.

– Ya pero…

– Si, que pregunte ya que estamos ansias.

– Cállate Hyuk.

– No seáis así, que el niño está en un momento difícil y necesita amor.

– Tao, si vas a sacar la pluma vete fuera que ya no quiero que me lo hagáis más gay de lo que es.

Tao abrió mucho la boca, ofendido, mientras Minhyun aguantaba la risa calmando a JR y Hyuk se descojonaba abiertamente.

En ese momento regresaba Minki para sentarse con ellos.

– ¿Hacen algo en la tele?

– Ah, no se, míralo.

– Oye Minki – le llamó Minhyun – ¿Que ha sido de eso de ser modelo?

Después de la de días que se había pasado fardando de que iba a trabajar de modelo no habían oído nada más del tema.

– Nada, me dijeron que mejor dentro de unos años porque no entraba dentro de la línea infantil, pero que cuando haya pegado el estirón podré entrar con los mayores y seguramente me cogerán.

Las palabras exactas del director de la agencia fueron que Minki ya no tenía ese aire de inocencia que caracterizaba a los niños de la sección infantil, cosa que Baekho había discutido vehementemente, pero dijeron que era “sensual”, que podía triunfar con un estilo más adulto ya que tenía atractivo muy lujurioso. La cara de Sunyoung cuando le dijeron eso había sido, como mínimo, para hacerle una foto y hacerle chantaje con ella.

Pero ya nada le había podido sacar a Minki la idea de que en un par de años sería modelo “con los adultos”. La idea le gustaba aún más, y el único consuelo de su madre para eso era que aún quedaban un par de años…

– Wow, ¿y trabajarás allí? – Zitao le miraba alucinado, con una clara reverencia en la voz que JR respondía con una clara mirada de “¡no le animes!” – pues como mola. – siguió ignorando esa mirada.

Minki se unía a ellos con total perfección. Participaba en sus conversaciones y se pegaba a Minhyun haciéndose el niño adorable. Se infiltraba entre ellos y se convertía en el centro de atención, como hacía siempre.

– ¿Has escuchado el CD ese que te dejé? – le preguntó Minhyun.

– ¡Siiiiii!!! – saltó el pequeño mirándole emocionado y sentándose entre él y su hermano – ¡Molan muchiiiisimo!!!

– Jaja, sabía que te gustarían.

– Si, si, me encantan. – de repente estaba realmente emocionado – “Open your heart” es preciosa, y “Break it all” ni te digo.

– Seh, contundente.

– ¿De que habláis? – les preguntó Zitao temiendo quedar desplazado de la conversación.

– “Up on the Sky”, – le aclaró JR que llevaba toda la semana oyendo el CD de rebote – el grupo ese americano.

– Oh, son los de “Fly” ¿no? – se interesó Sanghyuk – Se escucha en todas partes.

– Si, pero no es su mejor canción. – saltó Minhyun como férreo defensor el grupo.

– No, no, la mejor es “Brake it all” – repitió el pequeño.

Minhyun rió y volvió a dirigirse a él.

– Pues hay rumores de que igual vienen a hacer un concierto. ¿Querrás que vayamos?

– ¡Oh! ¿Aquí?

– Bueno, en la capital.

– ¡¡¡Wooooo!!! ¡Quiero ir! ¡Quiero ir! ¿Me llevarás?

– Claro. JR también vendrá ¿eh?

Él asintió, riendo. Al final había terminado viciándose al grupo también.

– Bueno, – se metió Tao. – pues les escucharemos a ver si son tan buenos…

Y seguían pasando las horas…

– ¿Oye Minki, no tienes que hacer deberes? – le soltó su hermano al final viendo que no sacaba el tema para lo que habían venido.

– ¿Y tu? – le respondió.

– Poca cosa, lo haré luego. Va, sube a trabajar y déjanos en paz un rato. – Le sacó la lengua sin moverse de su sitio, arrebujadito sobre las piernas de Minhyun al que adoraba des que se habían conocido. – Si terminas los deberes luego te dejo que juegues al juego ese en mi ordenador.

– ¡Vale! – se levantó y corrió escaleras arriba.

Hyuk y Tao se fueron ya tarde, a Minhyun le suplicaron que se quedara a cenar, y terminó accediendo cuando Sunyoung le invitó también a quedarse, y de quedarse a cenar a quedarse a dormir solo había un paso. 

– Al final no ha dicho nada… – dijo Minhyun ya metiéndose entre las sábanas. Estaban en la habitación de Minki porque era la que tenía la cama extensible, él dormiría en el cuarto de su hermano.

– Eso parece – respondió este terminando de prepararse las cosas y programar la alarma. – Bueno, mejor ¿no?

– Si, si, desde luego.

– ¿Ya le has dado las buenas noches a tu novio?

– Si, ¿Y tu a tu novia?

– Tambien. – respondió metiéndose en la cama contigua.

– Perfecto, ahora ya podemos ponerles los cuernos con tranquilidad…

Saltó sobre suyo, riendo, masacrándole a cosquillas y abrazos, y ambos giraban y se revolvían sacando las sábanas de sitio y aguantándose la risa para no hacer mucho ruido.

Quedaron espatarrados en diagonal sobre ambas camas, con los cuerpos enlazados y uno sobre el otro. Suspiraron y volvieron a reír.

– Ash… – suspiraba Minhyun – ¿Porque no serás gay? Serías el novio ideal.

– Ya soy el novio ideal.

– Lo que eres es un fanfarrón.

Le sacó la lengua, riendo otra vez y metiéndose ya en su cama.

– Pero un fanfarrón muy guapo.

– Por supuesto.

JR se metió también en su cama, se acercó a Minhyun y le besó en los labios antes de meterse por completo y taparse con las sábanas.

– Buenas noches Min.

– Buenas noches JR.

Cerraron los ojos, intentando dormir.

– Hyuuuuuuung… – oyeron la puerta abrirse y Minki abrió la luz entrando en la habitación.

– ¡Eh! vete a dormir renacuajo.

– Va, hacedme un hueco. – les suplicó ignorando a su hermano saltando sobre los colchones entre ellos dos.

JR suspiró, resignado, mientras Minhyun reía haciéndole un hueco entre sus sábanas. El pequeño tardó segundos en meterse en su cama y pegarse a su cuerpo y él, aunque algo cohibido por su reacción y por si realmente llegaba a preguntarle algo, no podía dejar de abrazarle con ternura.

– ¿No eres ya muy mayor para dormir acompañado Minki? – le dijo sin la más mínima intención de echarle.

– Ash, que manía tenéis todos con eso – respondió molesto – Todos me decís lo mismo. No tengo problemas para dormir solo ¿vale? Es solo que… se siente mejor estar acompañado… la cama esta fría cuando duermo solo, prefiero abrazarme a alguien…

Respondió abrazándole más fuerte, sonaba tan tierno diciendo eso con su vocecita aun de niño.

Su amigo a su lado sonreía mirando divertido a su hermanito. Tal vez por costumbre o aborrecimiento, Minki no ejercía ese poder de convicción en él, para él era solo su molesto aunque querido hermanito, y aún así no podía dejar de divertirse viendo como manipulaba a los demás a su antojo.

– Es curiosa esa manía tuya de no dormir solo. – le dijo – A veces aún duerme con mamá. – añadió explicándole a su amigo.

– Eh, – se giró indignado entre los brazos de Minhyun – hace mucho de la última vez.

– No tanto, no tanto.

Le sacó la lengua y le ignoró, mirando al techo.

– Pero dormir con mamá no es lo mismo. Me gusta cuando me abraza Baekho. – “Ya estamos” pensó JR molesto. Empezaba a cansarse de que Baekho saliera al final en todas sus conversaciones. – Es muy cálido – siguió su hermanito – es muy fuerte, me siento muy protegido cuando estoy con él, muy seguro, y… 

– Y… – “¡No le sigas la corriente Min!” Pensó. Aunque en el fondo él también sentía curiosidad.

– Es… jejeje – Minki empezó a reírse, revolviéndose entre las sabanas y pataleando.

– ¿Que pasa? – le insistía Minhyun riéndose de su reacción.

– No, no, no puedo contarlo.

– ¿Contar el que?

Miró a su hermano, como pidiéndole permiso, pero volvió a enterrar la cabeza en la almohada, todo sonrojado.

– Pues… es una sensación como… una cosa que siento, aquí en la tripa… – se había vuelto a girar mirando al techo y se acariciaba las tripas enredando los dedos en el pijama. – como… bueno, no se… – se sonrojaba y volvía a reírse. Minhyun levantó la mirada a JR, alarmado. “¿Ves lo que te decía?” Le respondió este mentalmente. “A eso es a lo que me refiero cuando digo que es un caso perdido.” – ¿Sabes esa sensación cuando estás en una atracción a mucha velocidad? Como si las tripas se encogieran. Pues como eso pero estando quieto. Bueno, tampoco exactamente, pero… – se levantó a mirar a Minhyun, quien enseguida le devolvió una mirada relajada y divertida. – ¿Sabes a que me refiero?

– Si, creo que si.

Minki se calmó también al verle relajado.

– ¿Sabes? Una vez… jejeje – seguía riéndose sonrojado – esto me da mucha vergüenza ¿eh? – nueva mirada alarmada de los dos mayores, pero Minki no lo vió y siguió hablando. – Pues un día mientras dormía con él me pasó… eso…

– ¿El que?

– Eso… no se como se dice… cuando se levanta…

“¿¿¿QUE???” JR se incorporó con los ojos como platos. “Esto ya está yendo demasiado lejos…” Minhyun le miraba también asustado, pero enseguida hizo un esfuerzo para reponerse.

– ¿Una erección? ¿Tuviste una erección durmiendo con Baekho? – “¡Por dios pero si es un crio!”

– Si, creo que se llama así. – respondió tranquilo – Raro ¿eh? Por suerte no se dio cuenta. – se reía sin darse cuenta de la turbación de sus mayores, que intercambiaban miradas de pánico. – ¿Os imagináis? Que vergüenza si llega a verme.

– Uf, si…

– Menudo estás hecho… – se quejó JR fingiendo una tranquilidad que estaba muy lejos de sentir – ¿Y no me lo cuentas? – en el fondo hubiese preferido no saberlo.

– Ñeeeej… me daba vergüenza… – se revolvía aún sonrojado.

– Pero Minki, si te pasan estas cosas con Baekho… ¿no es muy raro? – Minhyun parecía preocupado, como si por un momento estuviera considerando realmente que el pequeño tuviese alguna clase de problema mental – Hyung es demasiado mayor como para que pueda gustarte así ¿o no?

– ¿Por qué?

– Bueno, porque se supone que debería gustarte gente de tu edad. Tal vez un poco mayores. Tíos cachas veinteañeros si quieres, de esos que salen en las revistas, pero Baekho tiene… ¿treinta?

– Veintinueve – se apresuró a corregirle. “No, acaba de cumplir los treinta…” Habían celebrado su cumpleaños hacía nada, aún no lo asumía. A decir verdad, daba igual.

– Bueno, eso.

– ¿Y que? ¿Tu le has visto sin camiseta? Tiene tableta. – respondió como si eso lo arreglase todo – Y es fuerte. Y dulce. No se, le quiero. – Esa afirmación tan a la ligera no hizo si no alarmarles más – No creo que pudiese pasarme esto con otra persona. Aunque fuese tan guapo como Baekho.

“Y de alguna manera ya hemos excluido a todo el género femenino de la conversación” Se percató JR “Pues que te esperabas…”

Por suerte para JR a Minhyun no le había afectado tanto todo lo que su hermanito estaba diciendo. O eso o era mejor actor, muy buen actor.

– Ash, que suerte tiene Baekho de que pienses así.

– ¿Si? ¿Tu crees? Me gustaría poder decírselo, pero creo que se asustaría.

– Sin duda se asustaría.

– ¿Porqué?

Le miraba con ojos brillantes medio escondido entre las sábanas y sus brazos.

– Porque la diferencia de edad es recíproca.

– Eso significa en las dos direcciones ¿no?

– Si, exacto. – le sonreía, acariciándole el pelo. – Tu te llevas dieciocho años con él, pero él contigo también.

JR pensaba que estaba llevando bien el tema hasta que vio como Min lo trataba con total naturalidad “igual porque no es su hermano…”

– Ya, pero si a mi no me importa ¿Por qué a él si?

– Mmm… no se, igual él necesita más tiempo que tu para hacerse la idea.

– Bueno, puedo esperar.

– ¿Y él? ¿Te esperará? Piensa que tu aún tienes que crecer, pero él ya es mayor, sale con gente.

– Me esperará. – afirmó muy convencido. – Lleva haciéndolo toda su vida. 

 

 

 

Anuncios

Acerca de ShirokoToKuroko Fanfics

Somos... Otakus, k-popers, fujoshis, y... bueno, no vamos a poner el resto aquí! XD vale, vale... nos encanta leer y escribir, mirar animes y doramas, dibujar, escuchar música y fangirlear a tope!!!! y si, estamos locas! ^^

Publicado el enero 30, 2014 en Ámame profe y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Adoro la seguridad que Ren tiene en sí mismo y en Baekho. ¡Me lo como! E imagino el tormento por el que acaba de pasar su hermano, ¡qué risas! No me habría gustado nada estar en su lugar XD

  2. uuuhhh m encanto ese final jaja se ve que Ren no se va a rendir
    espero lo puedas seguir pronto esta muy bueno ^^

  1. Pingback: Ámame profe | SHIROKOtoKUROKO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: