Archivo del sitio

Ámame Profe: Resumen

banner Ap resumen

 

Categoria: fanfic yaoi

Personajes: NU’EST (grupo kpop)

Pairings principales: BaekRen (Baekho x Ren) y Minron (Minhyun x Aron)

 

Después de tanto tiempo sin publicar (si, lo se, ha sido MUCHO tiempo, mea culpa u.u) me ha parecido necesario (y de echo me han pedido) colgar un resumen de no que llevamos de fic. Sepais que me ha costado, casi 500 paginas de fic en solo dos ¡bufff!!! Pero creo que he conseguido no dejarme nada importante. Al final adjunto también un esquema de personajes. Puede que echeis de menos a alguien, son tantos que he tenido que dejar solo a los más importantes o que van a ser relevantes a partir de ahora (y aún así ya son unos cuantos…). 

Quiero agradeceros a todos los que seguís ahí, todos los que me habeis esperado y todos los que me haveis mandado mensajes de animo durante estos meses. De verdad, GRACIAS ¡soys un amor! ❤

Nada más, os dejo aqui el resumen para que vayais refrescando la memória y mañana o pasado os cuelgo el nuevo capítulo. ^^

 

AP_Resumen

 

Poco antes de cumplir Minki los cinco años, sus padres se separan. Su pequeño mundo se desmorona y se refugia en los brazos de Baekho, de 23 años, su profesor de guardería, quien queda cautivado por sus ojos tristes y su sutil y particular manera de conseguir todo lo que quiere. A partir de este momento Baekho entra a la familia, cuidando de Minki y su hermano JR, de nueve años.

Pasan los años y Baekho sigue allí. No sin algunos malentendidos, todo el mundo empieza a encontrar normal que Baekho está allí, incluso los amigos de Minki, Luhan y Taekwoon, con quienes se ha juntado para defenderse del bulling que los tres reciben en clase, terminan acostumbrándose a oír hablar de Baekho como su “futuro novio”.

Al empezar Minki el instituto las cosas siguen más o menos igual, con la diferencia de que tanto su padre como su madre tienen nuevas parejas, Audrey y Yixing. JR también se echa una novia, Gyuna.

Pasado el verano llega al instituto un nuevo profesor, Aron, proveniente de América, que además de revolucionar al instituto con sus particulares pero divertidos métodos de aprendizaje termina saliendo con Minhyun, el mejor amigo de JR, a pesar de ser profesor y alumno.

Minki crece y su “Baekho va a ser mi novio” empieza a preocupar a su hermano, quien se da cuenta de que va mucho más en serio de lo que nadie ha pensado hasta el momento, ni siquiera Baekho. Por eso le pilla desprevenido cuando, por su duodécimo cumpleaños, Minki le besa. Y sin siquiera ser consciente de lo que hace él responde el beso.

Más tarde, y tras unos días de incomodidad, Baekho le hace prometer que no volverá a hacerlo, diciendo que está mal, que no puede ignorar los 18 años que se llevan y que jamás va a ocurrir. Minki se queda entristecido y apático, cabreado, y Baekho, aunque sabe hasta que punto es horrible por su parte, le pide que disimule esa tristeza, pues tener que dar explicaciones de algo así sería incómodo a la par que imposible.

No pasa ni un mes que, incapaz de verle triste (y de aguantar las quejas de JR que le pide que por favor arregle lo que sea que le pasa con su hermano y no le sea cabrón), admite ante Minki que también le quiere, que es lo más importante para él en la vida y que también le necesita, pero que sigue siendo demasiado joven para que pueda pasar nada, que ni siquiera puede verle aún de la manera que él quiere, a lo que le hace prometer que cuando si lo haga, cuando empiece a poder verle como a una pareja, como un hombre y no como un niño, no se echará atrás y lo aceptará.

Por su lado Minhyun y Aron viven un intenso romance con fecha límite. Aron tiene que volver a su país y no parece que vayan a verse luego, pero cuando llega la fecha de partida ninguno de los dos puede soportar la idea de no volverse a ver y deciden intentarlo, seguir aunque no parezcan tener muchas posibilidades.

Al llegar la primavera su madre vuelve a casarse, con Yixing, y al cabo de año y poco está embarazada. El padre de los chicos se ha ido a vivir a Londres con su nueva esposa y JR, que no deja de dar vueltas a la separación de sus padres, hace ya tantos años, deja a su novia, Gyuna, con quien ha estado por dos años por miedo a que su relación se mantenga solo por costumbre o rutina, decisión que no parece entender ni él mismo.

Minki decide, y consigue convencer a su madre, de que quiere ser modelo. Van a preguntar a una agencia y allí conocen al director Kim Kibum, también conocido como Key, quien consigue ganarse a su madre en media hora y hacer que firme el contrato del pequeño. Minki cambia su apellido por el de su madre, Choi, escoge el nombre artístico de Ren y se tiñe de rubio el cabello que lleva años dejándose lo más largo que puede. Con este nuevo aspecto, pantalones de lycra arrapados y maquillaje, cordialidad de las estilistas de la agencia, se presenta en Pantheon, la discoteca gay de la ciudad, donde Baekho y sus amigos están borrachos como cubas en una de sus celebraciones.

Baekho es muy consciente del efecto que Minki tiene sobre él. Efecto que, borracho, medio desnudo y con el nuevo aspecto del chiquillo, es difícil de soportar. Y esa noche, y contra todos sus principios morales, se lleva al pequeño a casa para besarle, abrazarle y tocarle hasta que el pequeño se corre entre sus brazos, y él regresa bruscamente a la realidad. Los remordimientos le atormentan hasta que una charla con sus amigos le hace ver que tenía que terminar pasando, que Minki es lo más importante en su vida y tiene aceptar que quiere estar a su lado, sea lo que sea que eso signifique. Así que le pide tiempo a Minki, tiempo para aceptarlo, para hacerse la idea, y él accede, sabiendo que tampoco tiene otra opción y que, siendo Baekho, ya es un gran avance.

Empieza un tiempo de besos a escondidas, roces que ninguno de los dos puede explicar, y tensión, que se resuelve cuando, por el cumpleaños del pequeño, Baekho se lo lleva a dormir a su casa, permitiéndose todos los besos que se ha negado. Minki responde, ambos se pierden entre besos y caricias y, a la mañana siguiente, asustado, Baekho le dice que no ha sido más que un regalo de cumpleaños, “no es como si fuese a volver a ocurrir”. Minki se va de su apartamento cabreado y dolido, y en un desesperado arranque por darle celos termina en el apartamento de Jason, un compañero de su agencia de modelos que le tiene echado el ojo. Con apenas un par de besos Minki se da cuenta de que no quiere estar ahí, y regresa a casa rabioso, asqueado de si mismo y asustado, no solo de que Baekho le aparte definitivamente sino de cómo pueda reaccionar él mismo si eso pasa. Una vez más deben actuar como si todo fuera bien, y aunque es incómodo y doloroso esa actuación parece poner parches en la herida que se han hecho.

Por su parte Minhyun, cansado de una relación a distancia que parece no tener futuro alguno, deja a Aron y corta todo contacto con él, sin saber que este estaba, en secreto, preparando todo para irse a vivir con él, definitivamente. Y así lo hace, con la ayuda de JR le sorprende en el aeropuerto, viniendo para quedarse, al mismo tiempo que nace la hermanita de Minki y JR, Minyoung. Aron empieza a trabajar en Pantheon, la discoteca gay, con planes de, más adelante, volver a dar clases en la escuela. Y trabajando en la discoteca está a primera fila para presenciar el cambio de JR, de alumno e hijo perfecto a juguete sexual del local. Liga con solo una mirada, pareciéndole lo más normal del mundo, y Tao, uno de sus mejores amigos, empieza a envidiarle y seguirle, a ver si aprende de él o se le pega su suerte, para fastidio de Hyuk, el último del grupo, “el hetero”, que empieza a estar harto de que todos sus amigos se hayan pasado de acera. Pero JR no solo experimenta con hombres, también se hace próximo a una compañera de clase, Sunji, a quien está dando clases de repaso debido a que está enferma y no puede asistir al instituto. Aún siendo algo particular y condenadamente friki JR le coge cariño, se encapricha con ella y termina siendo su pareja, lo que termina con su “fase gay”.

También hay cambios entre los amigos de Minki. Luhan está tonto y rebelde, “adolescente”, y Sehun le sigue en todo, incluida la tontería. Eso sumado al anuncio de Taekwoon de que tiene intención de irse a la capital a jugar a futbol con un equipo profesional hace que cuando Joori, otra compañera de clase que de pequeño le había perseguido diciendo que estaba enamorada de él, le habla y empieza a explicarle todos sus problemas familiares (un padre maltratador y una madre dependiente), sienta interés por ella y se haga su amigo, explicándole él a cambio sus problemas con Baekho.

 

001.p

Anuncios